Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro defiende la mejora de las balanzas fiscales para mostrar la inversión por ciudadano y no por CC.AA.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido este martes la "mejora" de las balanzas fiscales después de que el Gobierno de Mariano Rajoy haya decidido cambiar el sistema de cálculo de éstas, para así cuantificar las inversiones de las diferentes administraciones por ciudadano y no por territorio. "Las estamos mejorando", ha señalado.
En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha defendido la "mejor metodología" en se basa en la premisa de que "los territorios no pagan impuestos" y sí las personas. Asimismo, ha explicado que en un territorio en el que hay personas con más renta "es más lógico que la recaudación sea mayor" que en otro en el que "tienen menos renta".
Dicho esto, ha manifestado que el Gobierno Central va a contar con la ayuda de "gente cualificada" para proponer una nueva metodología de cuentas públicas regionalizadas que se prevé que será publicada en marzo.
En cualquier caso, ha dicho que el objetivo es "identificar si es verdad que hay ciudadanos que por vivir en un determinado territorio no tienen igualdad de acceso a los servicios públicos". Así, ve esencial que exista un "espíritu integrador" para "no enfrentar a los ciudadanos" y sin embargo, lograr que "los servicios públicos realicen una función de equidad" para que los ciudadanos tengan las mismas oportunidades con independencia de donde residan.
"Hay personas que creen que por razón de su balanza fiscal necesitan independizarse", ha dicho, explicando que el debate que se ha generado entorno a este tema queda "lejos de la racionalización".
Montoro ha insistido además en que es "responsabilidad del Gobierno garantizar la financiación de los servicios públicos" y por ello, facilitar el pago a los proveedores catalanes --"que son los que hacen llegar a los ciudadanos los servicios públicos, ha puntualizado"--. "Le doy al ciudadano la seguridad de que va a seguir recibiendo esos servicios".
En general, ha criticado el "uso inadecuado" de este tema, y ha pedido moderar el lenguaje y "evitar agravios comparativos y respuestas hirientes" explicando adonde va a el dinero de los españoles. En el caso de Cataluña, ha dicho, fundamentalmente va a farmacias, sanidad y educación, al mismo tiempo que ha recalcado que el Gobierno central no puede "controlar el resto del presupuesto de la Generalitat".