Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro reconoce que la previsión de subida de las pensiones podría cambiar durante la tramitación de los PGE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido este lunes que la previsión de subida de las pensiones un 0,25% el año próximo podría cambiar durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 en función de cómo quede finalmente el factor de sostenibilidad, que se tramitará en paralelo a las cuentas.
En la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos, celebrada en el Congreso, Montoro ha sido preguntado por la previsión recogida en el proyecto de ley de que las pensiones contributivas se incrementen un 0,25% en 2014, el mínimo previsto en la propuesta de reforma que el Ejecutivo ha presentado a los agentes sociales y el Pacto de Toledo, y que debería estar aprobada antes de fin de año.
Según el ministro, este cálculo se basa en el suelo de incremento que prevé el factor de sostenibilidad, pero "si en el trámite parlamentario hubiera modificaciones se llevaría a la tramitación de los Presupuestos, como se hacía en términos generales cuando la evolución de las pensiones dependía del IPC de noviembre", que también se publicaba en pleno debate sobre las cuentas.
ES UNA INFLACIÓN A "CONSERVAR"
En cualquier caso, Montoro ha recordado que la inflación prevista para noviembre y diciembre estará en el entorno del 0,7%, por lo que a su juicio "el debate sobre las décimas de incremento pierde mucho valor" con respecto a años anteriores, cuando el IPC rondaba el 2%.
Por eso, ha puesto en valor la Ley de Desindexación, cuyo anteproyecto fue aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, o el nuevo factor de sostenibilidad de las pensiones porque "rompen un tabú" al hacer depender la evolución de ciertas cuantías de "las condiciones económicas generales del país".
"Y eso con la novedad de tener una inflación tan baja como nunca la hemos tenido. Es un buen momento para hacer estas medidas y es una gran novedad, porque en España nunca habíamos tenido inflaciones tan bajas, que deberíamos conservar a través de las políticas económicas y presupuestarias", ha concluido.