Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's advierte de que el impuesto británico a las bebidas azucaradas puede afectar a Coca-Cola

La agencia de calificación crediticia Moody's ha advertido de que el impuesto a las bebidas azucaradas que entrará en vigor en Reino Unido a partir de abril de 2018 puede tener un impacto negativo en Coca-Cola Enterprises, al afectar a sus ventas en el país, que representan más de un tercio de sus ingresos.
Moody's ha indicado en un informe que este impuesto podría tener como consecuencia una subida de precio de los productos, aunque ha recordado que la introducción de medidas similares en México y Francia solo causó "caídas temporales" en la demanda de este tipo de bebidas.
La agencia ha afirmado que alrededor del 50% de las ventas de la compañía en Reino Unido son bebidas bajas en azúcar o sin azúcar, por lo que espera que se produzca un impacto en sus ventas "incluso más modesto" que el observado en México, que fue de entre el 3% y el 5% el año que se puso en marcha el impuesto.
De hecho, Moody's ha indicado que espera que las ventas de la compañía se "normalicen" en un periodo de entre doce y 18 meses de subida de precios como consecuencia de la introducción de esta tasa en Reino Unido.
Sin embargo, la agencia ha advertido de que si se introducen impuestos a las bebidas azucaradas en otros países "supondría un viento en contra significativo" tanto para Coca-Cola como para el conjunto de la industria.
Además, Moody's ha destacado que la fusión entre Coca-Cola Entrerprises, Coca-Cola Iberian Partners y la alemana Coca-Cola Erfrischungsgetränke para crear la mayor embotelladora independiente del mundo reducirá aún más el efecto relativo de este impuesto en los parámetros financieros de la compañía.
"El efecto del impuesto en la compañía combinada sería inmaterial ya que las ventas en Reino Unido representarían solo un 20% de sus ventas totales", ha asegurado la agencia de calificación crediticia en su informe.
Reino Unido tiene como objetivo recaudar unos 530 millones de libras (677 millones de euros) mediante la puesta en marcha de este impuesto, que fue anunciado la semana pasada y que se destinará a financiar actividades deportivas en los colegios.
En concreto, la tasa se aplicará a las bebidas con azúcar añadido por encima del límite de 5 gramos por 100 mililitros, y aumentará el impuesto a las bebidas que superen los 8 gramos por 100 mililitros.