Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's sitúa la calificación sobre la probabilidad de incumplimiento de Codere en impago limitado

Moody's ha asignado la designación de 'LD' (impago limitado) a la calificación referida a la probabilidad de incumplimiento de Codere, pasando de 'Ca-PD' a 'Ca-PD/LD', tras el anuncio del grupo de juego privado de que no efectuará el pago del cupón de la emisión de bonos por 760 millones de euros a la que debía haber hecho frente este miércoles.
En un comunicado, la agencia de calificación señala que considera que Codere está negociando con los tenedores de bonos una reestructuración de su deuda, que podría suponer más dificultades, y subraya "la complejidad" de esta operación y su "incertidumbre".
Asimismo, Moody's ve un mayor riesgo tras el anuncio por la compañía de que presentaba preconcurso de acreedores, lo que le da un periodo de hasta cuatro meses para negociar con sus acreedores.
La agencia también ha reafirmado la calificación 'Caa3' con respecto al rating de Codere y la calificación de 'Ca' referida al rating de los bonos de Codere Finance (Luxemburgo).
Los rating 'Caa3' y 'Ca' reflejan una estimación de Moody's de una tasa de recuperación de los bonos en caso de impago del 35%. La tasa de recuperación en el caso de la deuda senior se sitúa en el 45%. Las perspectivas de todas las calificaciones permanece 'negativa'.
S&P SITÚA EL RATING EN 'DEFAULT'.
Standard & Poor's (S&P) también rebajó este jueves a 'D' ('default') el rating crediticio de Codere, desde 'SD' ('default' selectivo), tras el anuncio de que no pagaría el cupón de la emisión de bonos.
La agencia de calificación subrayó que su decisión se apoyaba también en el anuncio del pasado 8 de enero de la compañía de que había llegado a un acuerdo con sus principales acreedores para la extensión, hasta el 6 de febrero, de un crédito senior firmado el pasado 5 julio tras no abonar a la fecha de vencimiento los 127,1 millones de euros dispuestos en el contrato, compromiso que ve "poco probable" cumplir.