Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's rebaja un escalón el rating de OHL, hasta 'B2' con perspectiva 'estable'

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado la nota de solvencia corporativa y de la deuda senior no asegurada de OHL, que pasa de 'B1' a 'B2' con perspectiva 'estable' como reflejo del deteriorado entorno operativo de la compañía y las "sombrías" perspectivas de una recuperación material en 2016.
"La rebaja está motivada principalmente por la caída de los ingresos en la división de construcción e ingeniería de OHL en 2015 y las limitadas perspectivas de recuperación en 2016, las cuales han llevado a niveles de apalancamiento que no pueden mantener un rating 'B1'", declaró Matthias Heck, vicepresidente y analista senior de Moody's.
La calificadora de riesgos explica su decisión por el "deteriorado entorno operativo" en 2015 y las "sombrías" perspectivas de una recuperación material en 2016, sólo parcialmente compensadas por la emisión de 1.000 millones realizada el pasado mes de octubre, lo que resulta en que el endeudamiento financiero de OHL sigue siendo demasiado elevado para el anterior rating y está bastante de acuerdo con una nota 'B2'.
En cuanto a su decisión de asignar una perspectiva 'estable' al rating de la compañía, Moody's destacó que la decisión refleja su confianza en que OHL continuará realizando esfuerzos para reducir su apalancamiento, como evidencia su "exitosa" ampliación de capital del pasado mes de octubre, cutos ingresos se emplearon principalmente en la reducción de deuda.
Asimismo, esta perspectiva estable también refleja la expectativa de que la compañía aumentará modestamente su beneficio operativo, llevando a una mejora del resultado bruto de explotación (Ebitda) en comparación con los "deprimidos" niveles de 2015.
Por otro lado, la perspectiva 'estable' asignada refleja también la mejora en la posición de liquidez de la compañía a raíz de la citada ampliación de capital, los acuerdos para zanjar determinadas disputas legales y las ventas de activos realizadas, que han permitido alcanzar ya el 75% del objetivo de 250 millones de euros y que hacen a Moody's confiar en que esta meta incluso podría superarse.