Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's rebaja a 'negativa' desde 'estable' la perspectiva de la banca británica

La agencia de calificación crediticia Moody's ha empeorado su perspectiva para el sistema bancario de Reino Unido, que pasa a ser 'negativa' desde 'estable', al considerar que los progresos en el entorno operativo y de la situación de las entidades británicas sólo compensan en parte el impacto negativo del régimen para la liquidación y rescate de entidades en el marco de la nueva legislación que limita el ámbito de actuación de los bancos en el país.
"El factor fundamental para el cambio a negativa de la perspectiva del sistema bancario de Reino Unido es que el Gobierno británico se encuentra en disposición de finalizar la legislación secundaria para aplicar las reformas estructurales relacionadas con el régimen de resolución y 'bail-in', así como el marco de delimitación ('ring-fencing') correspondiente", indica la agencia.
Este régimen de resolución y 'bail-in' y la delimitación estructural de las entidades de depósito sistémicamente importantes pretende evitar el uso de dinero de los contribuyentes en ayuda de entidades en dificultades, señala Moody's.
Además, la agencia apunta que los bancos británicos afrontan también una continuada exposición a cargas por litigios, así como a otros costes que podrían minar su rentabilidad y erosionar el capital de algunas entidades.
No obstante, Moody's considera que la mejoría de los fundamentales credicitios de la mayoría de los bancos de Reino Unido les sitúa en una posición más fuerte ante posibles sacudidas inesperadas, incluyendo una corrección en los precios de la vivienda.
"Además, un incremento gradual de los tipos de interés a lo largo de los dos o tres próximos años contribuirá a reducir el riesgo de una corrección al reducir el crecimiento del crédito hipotecario a la vez que mejora los parámetros de rentabilidad de algunos bancos", añade la agencia.