Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's dice que la renuncia al referéndum en Cataluña reduce incertidumbre política a corto plazo

La agencia de calificación crediticia Moody's cree que la decisión del presidente catalán, Artur Mas, de renunciar a la consulta oficial el próximo 9 de noviembre, reduce la incertidumbre política a corto plazo tanto en Cataluña como en el conjunto de España.
En una nota en la que no cambia sus ratings ni para Cataluña (Ba2 positivo) ni para España (Baa2 positivo), la agencia augura que el debate político catalán girará ahora en torno a las reclamaciones de más autogobierno y más autonomía fiscal para Cataluña, y se hace eco de encuestas según las cuales una mayoría de votantes preferirían que Cataluña siguiera en España, pero con más autonomía fiscal.
Moody's explica que la consulta alternativa anunciada por Mas el 9N no tendrá implicaciones legales y apuesta por que en los próximos meses habrá negociaciones entre el Gobierno central y el catalán. Sin embargo, no espera concesiones significativas por parte de Madrid antes de 2016, dado el calendario electoral de 2015.
Como consecuencia de ello, prevé que a lo largo de 2015 las relaciones entre Cataluña y el Gobierno central "sigan siendo tensas", con el consiguiente "ruido político e incertidumbre política", pero descarta que esas tensiones tengan efectos financieros en ni en uno ni en otro, especialmente teniendo en cuenta que Cataluña supone aproximadamente un 19 por ciento del PIB español.
De hecho, subraya que el debate no ha afectado a los préstamos del Gobierno central para facilitar la liquidez en Cataluña (un total de 31.300 millones de euros entre 2012 y 2014 para cubrir déficits, amortizaciones de deuda y pagos a proveedores). En este punto, precisa que en 2014 los préstamos del Gobierno central serán el 46 por ciento de la deuda catalana y estima que en 2015 la comunidad recibirá al menos 8.000 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).
LO MÁS PROBABLE, ELECCIONES
Según Moody's, lo más probable es que el próximo paso sean unas elecciones autonómicas y, si los partidarios de la independencia consiguen elaborar una lista única y obtener mayoría absoluta, tendrían más fuerza para negociar con Madrid mayor autonomía fiscal. La agencia precisa que eso sería positivo para el perfil crediticio de Cataluña, pero negativo para el del conjunto de España, dado que los ingresos fiscales generados por Cataluña tienen un peso relativo mayor que los de otras regiones.
En cambio, si los partidos pro independencia no logran presentarse con una plataforma común, Moody's ve más riesgo de tensiones con el Gobierno central, porque cada partido trataría de distinguirse de los demás, y esa tensión sería negativa tanto para el perfil crediticio de Cataluña como para el del conjunto de España.