Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's afirma que los esfuerzos reformistas y la fortaleza fiscal de Italia compensan la nueva recesión

La agencia de calificación crediticia Moody's ha afirmado este martes que los esfuerzos acelerados de reforma de Italia, junto con sus bajos costes de financiación y su superávit primario, mitigan el impacto en su solvencia de la vuelta a la recesión y justifican la perspectiva 'estable' de su rating 'Baa2'.
Moodys, que remarca que este comentario no constituye ninguna decisión sobre la calificación de Italia, señala que la reciente evolución crediticia de la economía italiana muestra un panorama variado con puntos tanto positivos como adversos.
Como aspectos negativos, resalta que Italia volvió a entrar en recesión en el segundo trimestre con unos datos "decepcionantes" que reflejan tanto la debilidad de la demanda interna como los impedimentos estructurales al crecimiento que persisten en la economía del país.
Así, los indicadores sugieren que continuará la debilidad de la actividad en el país, por lo que ahora prevé que el PIB italiano se contraiga tres décimas en 2014, para después crecer ligeramente un 0,5% el próximo año.
Por otro lado, la agencia de rating también reconoce aspectos positivos en la economía italiana, como la reforma del mercado laboral realizada por el Gobierno de Matteo Renzi para aportar más flexibilidad al empleo.
Sin embargo, añade que esta reforma no es suficiente para lograr un sistema de negociación descentralizado o incrementar la flexibilidad en la fijación de salarios. "En su estado actual, la reforma propuesta ayuda a mantener el rating 'Baa2' en su actual nivel, pero no aporta presiones al alza que permitan ir más allá de una perspectiva 'estable'", explica.
Asimismo, Moody's apunta que las preocupaciones por la vuelta a la recesión se ven compensadas por una "fuerte" posición fiscal del Gobierno tras años de consolidación que han permitido un superávit primario. En su opinión, estos le ha ayudado a mantener un coste financiación favorable, que compra tiempo para implementar las reformas y acelerar el crecimiento.