Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's cree que el resultado del 26J "retrasa" las reformas para impulsar el crecimiento y reducir la deuda

La agencia anticipa que España incumplirá sus objetivos de déficit en 2016
La agencia de calificación crediticia Moody's considera que el resultado "no concluyente" de las elecciones a las Cortes Generales celebradas el 26 de junio podría "retrasar" la implantación de las "reformas críticas" que necesita España para impulsar el crecimiento y reducir la deuda.
Moody's cree que el escenario político español no ha variado tras las nuevas elecciones, sin una mayoría clara y con unas divisiones políticas que impidieron conforman un Gobierno en diciembre que aún persisten.
No obstante, la agencia sí espera que esta vez se consiga formar un Gobierno, ya sea a través de una gran coalición entre PP y PSOE o en minoría, aunque lamenta que, al no existir una mayoría clara, no hay existe la posibilidad de que el nuevo Ejecutivo aplique el "robusto programa de reformas", que, en opinión de Moody's, necesita España.
"En el mejor de los escenarios, se producirán pocos cambios en el modelo macroeconómico y fiscal, mientras que en el peor se establecerá una alianza política que intentará derogar las reformas de los últimos años", afirma la calificadora de riesgo.
De este modo, Moody's reitera que para solucionar la su debilidad fiscal e impulsar el crecimiento económico se necesita un Gobierno que pueda implementar un cambio significativo, una posibilidad que "se ha reducido" tras las elecciones.
ANTICIPA QUE ESPAÑA NO CUMPLIRÁ LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT
Para consolidar los presupuestos, la agencia considera que se necesitan establecer controles de gasto eficaces sobre las Comunidades Autónomas, ajustar el gasto sanitario y reformar la seguridad social.
Así, Moody's espera una ralentización del ritmo de crecimiento de la economía española hasta el "sano" 2,9% anual en 2016 y anticipa que el ritmo caerá por debajo de la cota del 2% de cara al final de la década.
Sin embargo, a pesar de las buenas previsiones de crecimiento, la calificadora dice que los resultados fiscales son "débiles, por lo que prevé que España "volverá a incumplir" sus objetivos de déficit este año.