Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's advierte de que la situación en China pone a prueba la "eficacia" de sus reformas

La agencia de calificación crediticia Moody's ha advertido de que la actual volatilidad de las Bolsas chinas y la caída de su divisa están poniendo a prueba la "transparencia y eficacia" de las reformas económicas y financieras que están desarrollando las autoridades chinas.
En un informe en el que aborda la situación actual del gigante asiático, Moody's ha afirmado que este "segundo episodio" de turbulencia en los mercados chinos sugiere que las autoridades encuentran "cada vez más difícil" aunar un desarrollo y puesta en marcha "creíble" de reformas y el mantenimiento de la estabilidad económica, financiera y social.
"El hecho de que la volatilidad haya persistido a pesar de los esfuerzos de las autoridades para contenerla ilustra la dificultad de ejecutar las reformas mientras se mantiene una estabilidad a corto plazo", subraya la agencia de calificación.
En este sentido, Moody's ha afirmado que la respuesta de las autoridades a la creciente volatilidad, que ha definido como un "inevitable subproducto de la reforma", se ha convertido en una "amenaza" para la credibilidad de estas medidas.
En concreto, la agencia ha recordado los acontecimientos de la última semana, en la que las Bolsas chinas tuvieron que cerrar dos días antes de que concluyese la sesión como consecuencia de la entrada en vigor de la normativa de 'cortocircuitos', que obligaba a interrumpir el mercado cuando se registrasen caídas superiores al 7%.
Estas medidas "no han sido efectivas hasta el momento", ha afirmado Moody's, que también ha recordado que finalmente, "en otro revés político", las autoridades decidieron dar marcha atrás y suspender el mecanismo de 'cortocircuitos', tras el que las Bolsas chinas han logrado finalmente cerrar el viernes con avances.
LAS CONSECUENCIAS DE UN YUAN DÉBIL.
Por otro lado, la agencia de calificación ha abordado el debilitamiento del yuan desde comienzos de este año, que ha llegado a tocar su menor nivel desde febrero de 2011, además de la devaluación "por sorpresa" de su divisa por parte del Banco Popular de China, que fijó el punto medio de su tasa cambiaria en 6,5646 yuanes por dólar.
En este sentido, Moody's sugiere que esta decisión por parte del Banco Popular de China puede tener como objetivo apoyar el crecimiento económico mediante una tasa cambiaria "más competitiva", aunque ha advertido de que la extensión de la depreciación podría no tener un "impacto económico significativo".
"Sin embargo, un yuan más débil tiene unas implicaciones amplias y negativas tanto para China como para el resto del mundo", ha asegurado Moody's, que ha subrayado que esta situación podría llevar a un aumento de las salidas capital y mermar sus reservas de divisas extranjeras.