Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cobro al superar tu tarifa de datos "activado por defecto" ¿abusivo o transparente?

usuario móvil, usuario smartphone, navegación móviltelecinco.es

El cobro a los clientes que superen sus tarifas de consumo de datos móviles vuelve a abrir la caja de Pandora.  Movistar se suma a otras compañías que ya activan por defecto el servicio de añadirle al usuario más megas a cambio de mantener la velocidad.  Si el consumidor elige no pagar, aunque se ralentice su velocidad de navegación tendrá que comunicarlo o desactivarlo. Desde Facua critican estas prácticas que definen de "fraudulentas".

Movistar ha informado que desde este miércoles cobrará 1.5 céntimos por cada mega que supere la tarifa de datos contratadas por el usuario de telefonía móvil.
El cliente tendrá que pagar el exceso de consumo de datos, a menos que elija la disminución de la velocidad de navegación, aunque para ello tendrá que comunicárselo a la compañía.
Orange ya cobra a sus usuarios por esto, desde 2014, con el servicio 'Más megas', que añade de forma automática datos a máxima velocidad una vez que el cliente haya consumido la cantidad de megas contratados.
Desde la operadora francesa explican que "al cliente no se le engaña".  El servicio es "completamente transparente para el usuario que sabe perfectamente cuando llega a cubrir ese bono de datos, porque recibe un SMS de aviso cuando está por superar el límite".
Orange argumenta, que "el cliente desde el principio sabe las condiciones de su tarifa, puede desactivarla y seguir navegando aunque con velocidad reducida hasta el inicio del siguiente ciclo de facturación. Y si lo quiere activar de nuevo, igual, puede hacerlo en cualquier momento."
Para Facua, que ha denunciado a Movistar ante las autoridades de Consumo, la renovación automática de la tarifa de datos, porque "vulnera los derechos de los consumidores" al ser un servicio que el cliente no ha contratado.
Rubén Sánchez, portavoz de Consumidores en Acción, pone un ejemplo para explicar una práctica que define de "fraudulenta".  "Es como si fueras a un bar y cada vez que se te acabara la cerveza, el camarero te plantara otra sin que tú la pidieras".
Para la ONG, lo correcto hubiera sido que la operadora ofertara este servicio adicional e informar del mismo a todos sus clientes, porque de esta manera es un servicio impuesto.
Facua en su comunicado recuerda que este tipo de servicios ya son considerados "imposición al consumidor y usuario de bienes o servicios complementarios o accesorios no solicitados", en el Real Decreto Legislativo 1/2007 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y tienen la "consideración de cláusula abusiva".