Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

NCG Banco diseña una cúpula con nueve direcciones generales y dos áreas de control

Los nuevos dirigentes son mayoritariamente gallegos, su media de edad es de 51 años y sólo hay una mujer
Novagalicia Banco ha finalizado el diseño de su nuevo organigrama directivo, que se compone de nueve direcciones generales y dos áreas de control.
Tal y como ha indicado la entidad a través de un comunicado, estas dos áreas --que dependen directamente de la dirección general corporativa, son la de asuntos legales, al frente de la cual estará el actual director de la asesoría jurídica de NCG Banco, José Eduardo Álvarez-Naveiro (A Coruña, 1968), y la de control corporativo y de riesgos, que todavía no ha sido asignada.
En cuanto a las direcciones generales, capitaneadas por el director general corporativo, Francisco Botas, sólo cuatro de ellas no serán asumidos por gallegos.
Se trata de la relativa a la Responsabilidad Social Corporativa, que dirigirá Miguel Ángel Escotet Álvarez (León, 1945); el Negocio Internacional, que liderará Raúl Maestres (Caracas, 1968); el Mercado de Capitales, Gestión y Distribución Institucional, a cargo de Juan Luis Vargas-Zúñiga (Madrid, 1965); y el Desarrollo de Activos Singulares, que afrontará Juan María Hernández Andrés (Guadalajara, 1952). Los dos últimos proceden de la dirección del Banco Etcheverría.
Por su parte, de las Finanzas se hará cargo Alberto de Francisco, un ferrolano nacido en 1972 que hasta ahora era el director financiero de NCG Banco; y quien figuraba como director de riesgos, José Luis Vázquez (A Coruña, 1965), asume ahora la dirección general de Crédito. Asimismo, el director general adjunto de Tecnología de la entidad gallega, José Manuel Valiño Blanco (A Coruña, 1958), se encargará del departamento de Infraestructura Tecnológica, Información, Procesos y Operaciones.
La única mujer con asiento en la nueva dirección de NCG Banco es María Camino (A Coruña, 1972), que era directora de Recursos Humanos. Estará a partir de ahora al frente de la dirección general de Capital Humano.
Finalmente, la dirección general relativa al Negocio en España todavía no cuenta con un titular definido.
En todo caso, todos estos nombramientos no se harán efectivos hasta que se produzca el visto bueno de la Comisión Europea a la compra de NCG Banco. De hecho, todavía sigue al frente de la entidad la junta de administradores nombrada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.
PERFILES SELECCIONADOS
Tras detallar los nombres, la entidad ha explicado que los nuevos dirigentes han sido seleccionados por "sus méritos profesionales" y su "potencial de desarrollo" después de un proceso "enfocado a elegir el mejor talento disponible".
Además, ha resaltado que los 11 designados tienen "distinta procedencia corporativa" y "un marcado perfil profesional" y que su media de edad se sitúa en los 51 años.
Otro dato que ha aportado es que en los dos primeros niveles de responsabilidad de NCG Banco habrá "un 62 por ciento de directivos de origen gallego" y que "un 72 por ciento" tienen su origen profesional en la antigua entidad, todos ellos procedentes del sur de la comunidad.
CAMBIOS EN LA DIRECCIÓN
Junto con ello, ha resaltado entre las principales "novedades" en la configuración de su cúpula el hecho de que 'Capital Humano' ascienda "a primera línea", como muestra de "la prioridad del equipo y las personas en el desarrollo futuro de la entidad", y que el departamento de RSC tiene "el objetivo de potenciar el compromiso con la sociedad gallega".
Asimismo, el área de negocio internacional se concibe como "nexo de unión" con los emigrantes y para "ayudar a potenciar el negocio de importación y exportación" y "la atracción de inversiones hacia la Comunidad gallega".
Por último, ha añadido que la pretensión de esta nueva organización es "afrontar los grandes objetivos planteados por su comprador", el Grupo Banesco, que pasan por "contribuir al crecimiento de Galicia a partir de un modelo de banca de servicio, centrada en el cliente, la promoción de crédito y la gestión responsable del riesgo".