Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nestlé invertirá unos 10 millones en reformar sus oficinas centrales en Esplugues

Las 45 personas del equipo de Nespresso se trasladarán al edificio principal de la sede
Nestlé invertirá entre nueve y diez millones de euros en la remodelación del edificio principal de su sede española, situada en Esplugues de Llobregat (Barcelona), con el objetivo de aprovechar mejor el espacio, aumentar la comunicación entre los equipos de trabajo y fomentar la sostenibilidad ambiental.
Fuentes de Nestlé han explicado a Europa Press que el futuro del segundo edificio, el más cercano a la autopista, está por decidir, ya que las obras, que se han iniciado este mes en la zona de restaurante y se realizarán por fases sin afectar el ritmo de trabajo, culminarán en 2015.
Así, las mismas fuentes han precisado que en los próximos meses se iniciará un sondeo del mercado inmobiliario con el objetivo de valorar el posible destino de este segundo edificio.
La remodelación de las oficinas centrales también comportará el traslado de algunos negocios, ya que el actual equipo de Nespresso, integrado por alrededor de 45 personas, se incorporará a este edificio principal, en el que trabajan unos 600 empleados.
'OPEN SPACE'
La nueva configuración de las zonas de trabajo y descanso se basa en el concepto 'open space', que promoverá la comunicación de las personas y el trabajo en equipo suprimiéndose los despachos cerrados, y el objetivo es concentrar el personal en un único edificio.
Se renovarán todos los medios audiovisuales, y se actualizarán todas las instalaciones de cafetería y restaurante, que hasta ahora eran privadas, y se abrirán a otras empresas del entorno de Nestlé.
Desde el punto de vista de sostenibilidad medioambiental, se modificará la estructura de la fachada para reducir la insolación de la parte sur y se renovarán los sistemas de climatización del edificio, entre otros aspectos, con el objetivo de conseguir la acreditación LEED Gold.