Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nin (CaixaBank): "El negocio ordinario ha funcionado mejor que nunca"

El consejero delegado de CaixaBank, Joan Maria Nin, ha celebrado este viernes que el negocio ordinario de la entidad en 2013 "ha funcionado mejor que nunca", en un año en que se ha completado la integración de Banca Cívica y Banco de Valencia y en que CaixaBank se ha consolidado como primera entidad de banca minorista en España.
En la presentación de los resultados de 2013, ha afirmado: "No nos hemos despistado a pesar de las muchas cosas que hemos hecho en materia corporativa y de adaptación a los cambios normativos", adaptando la estructura de ingresos y gastos al entorno de bajos tipos de interés, morosidad elevada y reestructuración del sector.
Ha señalado que el exceso de capacidad instalada del sector "se va corrigiendo poco a poco", y ha augurado que la mejora del margen de intereses --el que refleja el negocio ordinario-- ya detectada en CaixaBank en 2013 va a generalizarse en el sector financiero español en 2014.
Nin ha explicado que CaixaBank ya ha registrado una reducción de los saldos dudosos --en 511 millones en los dos últimos trimestres de 2013-- y una estabilización gradual de la entrada de activos dañados: "Hay que ver si es una tendencia definitiva o punto de inflexión que debe consolidarse este 2014"; en todo caso, ha constatado que CaixaBank ha sentado las bases para un crecimiento eficiente, solvente y rentable.
Respecto a la evolución de la estructura de la entidad, en 2013 acordó con los sindicatos un ERE para 2.600 empleados --en ejecución--, y CaixaBank cerró el año con 31.948 trabajadores (-17% desde 2007) y 5.730 oficinas (-24% desde 2007), en un periodo en que ha integrado Morgan Stanley España, Caixa Girona, Bankpyme, Banca Cívica y Banco de Valencia.
En referencia a que el resultado de CaixaBank antes de impuestos ha sido negativo en 713 millones --lo que se ha tornado en beneficio tras aplicar el efecto impositivo--, el presidente de La Caixa y CaixaBank, Isidre Fainé, ha apuntado que una cosa es el resultado contable y otra el fiscal, y que esta situación se debe al efecto de las participadas y a que en 2013 CaixaBank ha realizado mucha reestructuración con las empresas vinculadas a las entidades financieras adquiridas --con operaciones en un tercio de ellas--.
PREFERENTES Y OBRA SOCIAL
Fainé ha destacado como positivo que en 2013 el banco ha tenido un alto acceso a los mercados, lo que "proporciona comodidad y gran flexibilidad financiera", y ha señalado la evolución al alza del valor de las alternativas dadas a las participaciones preferentes de Banca Cívica y La Caixa.
Respecto a la Obra Social, ha aseverado: "No es una cosa para hacernos perdonar nada", sino que forma parte de la esencia de la entidad, y ha defendido que simplemente hacen lo que dicen.
"No somos solo un banco, somos una institución, somos CaixaBank", ha dicho, y al preguntársele si ha ejecutado desahucios en 2013, ha respondido que no le consta, y que la entidad cuenta con un equipo específico para gestionar esto.