Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Novagalicia Banco presenta un plan de reactivación y un sistema de incentivos a los sindicatos

La dirección de Novagalicia Banco ha presentado un plan de reactivación de los recursos de clientes y un sistema de incentivos a los sindicatos con representación en la entidad financiera --CC.OO., UGT, Csica y CIG--, que denuncian "amenazas" y rechazan las medidas cuando están "pendientes del cuarto ERE".
La primera reunión tuvo lugar el pasado miércoles, día 1 de agosto, pero a ella no acudieron representantes de la CIG "por un error en la convocatoria" --según indica la central nacionalista--, por lo que este martes, día 7, los directivos volvieron a citar a las organizaciones sindicales.
CC.OO., UGT y Csica, que estuvieron en el primero de los encuentros --con el director general comercial, el responsable de Recursos Humanos y el de Relaciones Laborales y Administración--, critican en un comunicado conjunto que "ahora" los responsables de la entidad financiera proponen a los trabajadores "mantenerse a Ra-Ya" --por el nombre del plan de re-activación (Plan Ra-Ya)--.
Al respecto del plan de reactivación, señalan que el objetivo es crear nuevos productos, argumentarios y el "refuerzo de la sistemática", entre otros aspectos.
Sobre el sistema de incentivos, explican que Novagalicia planteó el establecimiento de un ránking con dos grupos de oficinas y dos tipos de incentivos, el primero de ellos mensual, con incentivo a las 30 mejores oficinas --10 del grupo de las grandes y 20 del grupo de las pequeñas--.
El segundo, semestral, según indican hasta diciembre de 2012, propone incentivar a las 50 mejores oficinas, 17 del grupo de las grandes y 33 del grupo de las pequeñas.
"FANTOCHADA"
"También han manifestado que en las oficinas que no cumplan se van a proponer cambios", apuntan los tres sindicatos, que se refieren a "las amenazas que se dejan caer en las distintas reuniones", que "descalifican a quien las pronuncia". "Se debe pedir colaboración y no amenazar", apostillan.
En este sentido, se refieren al uso de la palabra "meritocracia" y aluden al director general comercial de Novagalicia Banco, Díaz Arnau, para decirle que están "hartos de esta puñetera palabrita" y advertir que "si se aplicase verdaderamente, algunos de los que la pronuncian no estarían ya donde están".
CC.OO., UGT y Csica califican de "fantochada" las medidas presentadas y sospechan que "al final, el Plan Ra-Ya" busca "crear unos incentivos económicos en forma de retribuciones complementarias, para conseguir un crecimiento neto de los saldos de pasivo" de los clientes.
"Y mientras tanto, en nuestra plantilla, suspensiones, reducciones, bajas, etcétera... y estamos pendientes del ERE-IV, ver para creer", protestan.
"VUELTA AL PASADO"
Por su parte, la CIG, en otro comunicado, censura que "la dirección entiende que los trabajadores están cruzados de brazos". La central nacionalista avisa de que "no callará ante la agresividad en las formas y las amenazas por parte de los directivos" y dice que "si continúan" convocarán movilizaciones durante las reuniones comerciales que convoquen.
"Parece que pretenden un mal remake de las políticas comerciales que nos llevaron a donde estamos", critican. "Una vuelta al pasado, a las políticas resesas, a los peores tiempos de persecución y acoso comercial al personal", inciden.
Según el sindicato, el Plan Ra-Ya "tiene mucho palo y poca, casi ninguna zanahoria". "Si Novagalicia Banco pudo eximir de comisiones a gran parte de la clientela fue gracias a los recortes en el gasto de personal", subraya y concluye que "el mejor incentivo laboral es saber" que mantendrán el puesto de trabajo. "El anuncio de un nuevo ERE en enero asociado al plan de rescate no es la mejor noticia", remachan.