Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nozar reduce un 66% su deuda bancaria en 14 meses, hasta los 772 millones

El grupo inmobiliario Nozar ha reducido su deuda financiera un 66 por ciento en 14 meses, al pasar de 2.278 millones de euros que tenía en diciembre de 2007 hasta los 772 millones de febrero de 2009.
Así consta en el escrito de oposición a la petición de concurso necesario de acreedores (antigua suspensión de pagos) solicitada por la empresa acreedora Avalatransa, en el que la inmobiliaria de Luis Nozaleda explica que la cancelación de deudas bancarias demuestra que no existen impagos generalizados a entidades financieras.
"Lo que demuestran las gestiones de Nozar hasta la fecha es, más que una situación de sobreseimiento general, una gestión eficaz y responsable de la crisis tan extraordinaria que padece el sector", añade Nozar en el escrito, al que ha tenido acceso Efe.
Además, contrariamente a lo argumentado por Avalatransa, Nozar sostiene que no está malvendiendo sus bienes y para demostrarlo asegura que en 2008 obtuvo un beneficio de explotación de 108 millones, gracias a la venta de solares, viviendas y otras prestaciones de servicios.
La compañía dice que en total el año pasado ingresó 1.371 millones por la venta de activos, operaciones que "no sólo no han sido perjudiciales", sino que han generado el mencionado beneficio, según consta en un certificado firmado por el director financiero de Nozar, Pedro Ruiz-Labourdette.
Por otra parte, la inmobiliaria asegura que "está al día de modo general con sus proveedores" para lo que aporta siete certificados de varios bancos, que afirman que Nozar "no tiene efectos devueltos o impagados" y ha realizado pagos considerables frente a los que el crédito que dice tener Avalantransa (249.159 euros) "se vuelve insignificante".
De hecho, presenta un "certificado actualizado" del registro de morosos RAI y asegura que todas las cantidades que en él aparecen están ya pagadas, salvo dos, una perteneciente a una empresa en concurso de acreedores con embargos y otra relativa a una deuda de 5,18 millones con Reyal Urbis ya renegociada.
Asimismo, tal y como hoy publica el diario "Cinco Días", Nozar ha presentado junto con su escrito de oposición las cartas de apoyo solicitadas a una veintena de entidades financieras para que certificaran los acuerdos de refinanciación suscritos o los procesos de negociación en trámite.
El próximo 2 de abril se celebrará la vista en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, en la que Nozar tratará de demostrar su solvencia frente a Avalatransa, que justificará su petición de que se declare en concurso necesario de acreedores al grupo.
Para apoyar su solvencia, Nozar incluye sendos informes de la catedrática Derecho Mercantil Juana Pulgar y de la empresa Asesores en Contabilidad e Información Financiera (ACIF).