Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Pescanova nombrará mañana su consejo de administración, con Salgado y exdueños de la pesquera

La junta abordará el crédito de 125 millones que ha reavivado la batalla interna entre la banca y la antigua Pescanova
La junta general extraordinaria de accionistas de Nueva Pescanova nombrará mañana previsiblemente su consejo de administración, presidido por Jacobo González Robatto y con Ignacio González como consejero delegado, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera controlada por la banca, con el 80% del capital.
El órgano de dirección de la compañía gallega, que estará integrado por doce miembros, contará con Elena Salgado, la que fuera vicepresidenta económica con el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y con dos consejeros procedentes de la antigua Pescanova: Alejandro Legarda y Fernando Herce.
Salgado no será la única persona vinculada a la política que ocupe un asiento en el consejo de administración de la pesquera, ya que Antonio Couceiro, que fue una persona destacada en el PP del fraguismo, también formará parte del mismo.
Junto a Salgado y Couceiro, las otras seis personas que ha consensuado la banca que controla la firma gallega son: Óscar García Maceiras, asesor legal de la Sareb; Ramón Mas, un hombre vinculado a la familia catalana de los Lara; Mariano Riestra, ex alto cargo en el banco alemán Commerzbank; Fernando Valdés, ex de Campofrío, donde coincidió con Ignacio González, el consejero delegado; José Luis Sáenz de Miera, expresidente de Cementos Portland; y Ricard Iglesias, ex vicepresidente de JP Morgan España.
Durante la junta, que tendrá lugar a las 11.00 horas en Chapela-Redondela (Pontevedra), los expropietarios de la pesquera (Damm, Luxempart o Carolina Masaveu), que ostentan el 20% de Nueva Pescanova, pedirán explicaciones sobre el crédito 'supersenior' de 125 millones de euros activado por la banca y su impacto en el patrimonio de Nueva Pescanova, una inyección de liquidez que ha avivado la batalla interna en la compañía.
En concreto, los exdueños de Pescanova han rechazado los argumentos de la banca de que esta nueva inyección se contemplaba en el convenio concursal y en el plan de viabilidad de la compañía como contraprestación por la quita de casi 2.000 millones de euros.
"El convenio concursal no les obligaba a ello y menos en el primer mes en el que han tomado el control", han señalado desde la vieja Pescanova, que han recordado que Pescanova ha estado renovando cada mes unos 100 millones de euros de circulante con la banca acreedora, a un interés del 5%, durante casi tres años.
CREDITO AL TRIPLE TIPO DE INTERES.
Según han explicado, González Robatto ha decidido que la "única forma" de financiarse es con un crédito al triple tipo de interés que hasta ahora y que lleva aparejado además una carga de 300 millones adicionales, lo que tendrá un impacto negativo en la deuda del grupo, que podría pasar desde los 83,4 millones de circulante hasta 425 millones más los intereses.
Pescanova ya advirtió en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que la inyección de liquidez por hasta 125 millones de euros en Nueva Pescanova tendrá un efecto negativo "muy significativo" en el patrimonio de la nueva sociedad controlada por la banca.
La reacción de la 'vieja' Pescanova se produce después de conocerse que Nueva Pescanova había formalizado, con fecha 29 de diciembre de 2015, un crédito denominado 'supersenior' por un importe de hasta 125 millones de euros, con un interés del 15% anual y una comisión de aseguramiento de 300 millones de euros a pagar a 20 años con un interés del 1%.