Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE pide medidas adicionales a Portugal para consolidar la recuperación

Augura un crecimiento del 0,8% este año y el 1,3% en 2015, por debajo de las previsiones del Gobierno luso
Portugal necesita aoptar medidas adcionales para incrementar la competitividad de sus exportaciones y la competencia en el sector servivios, así como profundizar en la flexibilización de la negociación colectiva, según apunta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
La institución con sede en París, que ha reconocido el "éxitoso reequilibrio" de la economía lusa, considera que para alcanzar una "recuperación duradera" son necesarios más progresos ante la escasa competencia en algunos mercados de servicios, como el de la electricidad, así como por el impacto negativo en la entrada de nuevas empresas derivado de los mecanismos de negociación salarial.
"Portugal ha hecho unos progresos tremendos y sus esfuerzos comienzan a dar fruto", destacó el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, quien advirtió de que el principal desafío para el país luso es consolidar lo que ha logrado.
"Esto supone hacer más para mejorar la competitividad, y mejorar así las exportaciones, mientras se afronta el legado de la crisis", añadió.
En este sentido, la OCDE subraya la importancia de que Portugal persevere en su esfuerzo de consolidación fiscal tal y como se había previsto, aunque recomienda dejar actuar a los estabilizadores automáticos si se ralentizara.
PREVISIONES DE CRECIMIENTO.
Asimismo, la OCDE ha actualizado sus pronósticos de crecimiento para la economía lusa, que crecerá un 0,8% este año y un 1,3% en 2015, en ambos casos dos décimas menos de lo previsto por el Ejecutivo portugués.
Por otro lado, la institución contempla que la ratio de deuda pública de Portugal se sitúe en el 127,3% del PIB en 2014 y el 128,3% el próximo año, para bajar ligeramente un año después, hasta el 127,9%.
En cuanto al déficit, la OCDE pronostica que el país luso registrará el próximo año un desequilibrio negativo del 2,9% del PIB, dos décimas peor que el pronóstico manejado por el Gobierno, aunque dentro de los parámetros del Pacto de Estabilidad, que bajará al 2,3% en 2016.