Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE avisa de un debilitamiento del crecimiento en la eurozona

El índice compuesto de indicadores líderes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) correspondiente al mes de agosto presenta una perspectiva desigual para las principales economías del mundo, ya que prevé un "debilitamiento" del crecimiento de la eurozona, mientras que en el resto de países se mantendrá "estable".
Según informa la OCDE en un comunicado, el indicador global, diseñado para anticipar los puntos de inflexión de la tendencia de la actividad económica, se mantiene estable por segundo mes consecutivo en los 100,4 puntos.
En el caso de España, el indicador compuesto aumenta desde los 102,4 puntos hasta los 102,5 enteros, lo que sitúa el dato por encima del conjunto de los países de la OCDE y del índice de la eurozona, que desciende una décima por tercer mes consecutivo, hasta los 100,7 puntos.
La organización destaca que, aunque el indicador de la eurozona apunta un impulso estable del crecimiento, están comenzado a surgir señales que indican una pérdida de impulso en el crecimiento en la unión monetaria.
Estas señales son más fuertes en el caso de Alemania, cuya indicador baja desde los 100,1 puntos hasta los 99,7 enteros, y de Italia, donde permanece por segundo mes consecutivo en los 101,3 puntos e indica un "debilitamiento del impulso". En el caso de Francia, un indicador estable por sexto mes consecutivo señala un impulso estable en el crecimiento.
Entre el resto de principales países, el dato de Estados Unidos (estable en los 100,5 puntos por tercer mes consecutivo) y Canadá (que sube desde los 100,1 puntos a los 100,2 enteros) indican un impulso "estable" del crecimiento, al igual que el del Reino Unido (que baja desde los 100,8 puntos a los 100,7 puntos).
En el caso de Japón, su indicador, que desciende desde los 99,8 puntos a los 99,6 puntos, apunta a una perdida en su impulso de crecimiento, aunque podría deberse a factores temporales, como la subida del IVA en abril, la primera desde 1997.
Entre los países emergentes, los indicadores de Rusia (estable en los 100,4 puntos), China (que sube desde los 98,8 puntos hasta los 98,9 enteros) y Brasil (que asciende desde los 99 puntos hasta los 99,2 puntos) indican un crecimiento "estable", mientras que el índice de India (que aumenta desde los 98,8 puntos a los 99 puntos) apunta a un crecimiento que gana impulso.