Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE reclama medidas para escapar de la trampa de bajo crecimiento y evitar otra recesión global

Mantiene sus previsiones de crecimiento mundial en el 3% este año y el 3,3% en 2017
La economía mundial continúa atrapada en una trampa de bajo crecimiento que requiere una actuación "urgente" y colectiva que permita reactivar la expansión de la economía mundial, que este año crecerá a un ritmo del 3% y apenas acelerará al 3,3% el próximo año, según las nuevas proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
En el caso de las economías del llamado 'Club de los países ricos', la economía crecerá en 2016 un 1,8%, que pasará a ser el 2,1% en 2017, confirmando sus pronósticos del pasado mes de febrero.
En este sentido, la economista jefe de la OCDE, Catherine L. Mann, advierte de que sin una acción integral, coherente y colectiva, el crecimiento lento persistirá. "La necesidad de actuar es urgente", afirma.
"Cuanto más tiempo permanezca la economía global en la trampa de bajo crecimiento, más difícil será romper el bucle negativo, revivir las fuerzas del mercado e impulsar las economías", añade la economista, advirtiendo de que "un 'shock' negativo podría provocar una recaída en otra profunda recesión".
Sobre esta cuestión, la OCDE considera que la política monetaria ha sido la principal herramienta, aunque se ha usado en solitario durante demasiado tiempo sin demasiado apoyo de políticas fiscales y estructurales.
"Una relajación adicional de la política monetaria podría resultar ser menos efectiva que en el pasado e incluso contraproducente en algunas circunstancias", apunta la organización.
De este modo, Catherine L. Mann reclama desplegar de manera más extensiva políticas fiscales que puedan aprovechar el entorno creado por los bajos tipos de interés, permitiendo a los gobiernos ganar espacio fiscal mediante la ampliación de vencimientos de la deuda a muy bajo coste.
"Casi todos los países cuentan con margen para reasignar el gasto público hacia asuntos más favorables al crecimiento", añade la OCDE en su informe.
MENOS CRECIMIENTO EN EEUU, ALGO MÁS EN LA EUROZONA.
Las nuevas previsiones de la OCDE reflejan una rebaja de las proyecciones de crecimiento para EEUU este año, cuando el PIB de la primera economía mundial crecerá un 1,8%, frente al 2% estimado el pasado mes de febrero, mientras que para el próximo ejercicio la institución prevé una expansión del 2,2%, confirmando su previsión anterior.
En el caso de la zona euro, las nuevas predicciones de la OCDE apuntan a una expansión del 1,6% en 2016, dos décimas por encima del pronóstico del pasado mes de febrero, mientras que el año que viene la región crecerá a un ritmo del 1,7%.
Por su parte, la OCDE ha revisado a la baja sus anteriores pronósticos para la economía de Japón, que crecerá a un ritmo del 0,7% en 2016 y del 0,4% en 2017, cuando el pasado mes de febrero se esperaba una expansión del 0,8% y el 0,6%, respectivamente.