Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OHL y Puig miran al sudeste asiático como oportunidad de negocio

Puig prepara una 'joint venture' en Singapur para 2017 y estudia otra en Australia
Las empresas españolas OHL y Puig ven en el sudeste asiático una oportunidad de crecimiento internacional de su negocio, mientras que en sus sectores no han visto recorrido en China.
En una mesa redonda sobre Asia como oportunidad para las empresas españolas en la XXXII Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), el vicepresidente y consejero delegado de OHL, Josep Piqué, ha indicado que en la construcción "China es para los chinos", mientras que en países del sudeste del continente hay posibilidades de negocio si las empresas van con una estrategia a medio plazo.
"Hay que tener mucha paciencia, estar allí, hacer una apuesta a medio plazo, gastar dinero para que te incorporen al paisaje y que te tomen en cuenta", ha explicado, añadiendo que se debe elegir bien a los socios locales y tener en cuenta que en algunos países hay mucha corrupción, como en Taiwan --donde OHL ya ha logrado contratos--, mientras que Singapur es uno de los países menos corruptos del mundo.
Ha incidido en que hay muchas Asias, igual que hay muchas Áfricas, y ha añadido que la globalización es un proceso de doble dirección, y que Asia también ve el conjunto del mundo para su propio proceso de internacionalización, por lo que las empresas españolas tienen oportunidades para realizar alianzas de "triangulación".
OHL tiene su centro de operaciones de la zona en Manila (Filipinas), y desde allí está ofertando en Vietnam, Filipinas, Indonesia, Singapur y "mirando con una cierta distancia" Malasia.
El presidente y consejero delegado de Puig, Marc Puig, ha anunciado que la compañía está preparando una 'joint venture' con un socio local en Singapur con el objetivo de constituirla con fecha 1 de enero de 2017 y con mayoría de la multinacional española de perfumería y moda, y también está estudiando una fórmula "similar" para Australia, donde actualmente tiene un distribuidor local.
La 'joint venture' de Singapur pretende nacer con dicho país como objetivo, para más adelante mirar hacia Filipinas y Tailandia, y en general el área Asean, ha relatado el directivo.
Asia supone actualmente un 4% de las ventas de Puig, unos 65 millones frente a los más de 1.600 que facturó en 2015, ya que en muchos países de la zona no existe cultura del perfume, ha explicado: "En Japón se usa poco perfume porque invade la intimidad del prójimo, y en China en época de Mao el perfume estuvo prohibido porque era un producto burgués".
De hecho, Puig ha intentado durante un tiempo apostar por China pero ha "redireccionado los esfuerzos al sur y este de Asia" tras no cumplirse las perspectivas que tenía para el gigante asiático, con crecimientos del mercado del 7% en vez del 15% que calculaba, y con caída los dos últimos años.
El director de desarrollo internacional de Aritex y expresidente de la Cámara de Comercio de España en Beijing (China), Jordi Fainé, ha desmontado la imagen de China como país de mano de obra barata y productos de bajo valor añadido, ya que ya es el principal productor mundial de alto valor añadido, el segundo país en inversión en I+D, e inversor neto en el exterior: "China es ya hoy una realidad económica de primer orden, no es una promesa".