Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OHL sigue estudiando sacar a Bolsa su filial de concesiones

Prevé cerrar la venta de Inima antes de fin de año por unos 200 millones y cumplir sus objetivos de reducción de deuda
OHL sigue estudiando la posibilidad de sacar a Bolsa su filial de concesiones, OHL Concesiones, si bien no se ha fijado plazo para decidir sobre la eventual operación, según informó el presidente de la compañía, Juan Miguel Villar Mir.
"Aún lo seguimos estudiando pero no tenemos pensado ni la estructura de la operación, ni el porcentaje de OHL Concesiones a colocar en el mercado", según indicó Villar Mir, que además aseguró que el grupo "no se ha fijado una fecha para tomar una decisión al respecto". "No es un tema urgente y queremos hacerlo bien", añadió.
OHL Concesiones gestiona actualmente una cartera de 28 infraestructuras, que incluye 23 autopistas de peaje (4.417 kilómetros), un aeropuerto, dos puertos y dos concesiones ferroviarias. Además, ya tiene en Bolsa a dos de sus filiales, las correspondientes a México y Brasil.
Según una presentación a analistas del pasado mes de abril, OHL Concesiones presenta un valor de 4.689 millones de euros, importe que multiplica por más de tres (+227%) el de 1.432 millones de euros al que OHL tiene registrada esta filial en libros.
Esta filial, creada en 2000, se ha convertido en una década en el principal negocio de la compañía del grupo Villar Mir. En concreto, actualmente aporta casi una tercera parte de los ingresos del grupo, el 74% de su beneficio bruto de explotación (Ebitda) y el 90% de su cartera de ingresos futuros, según datos de 2010.
VENTA DE INIMA.
Durante un encuentro con prensa, el presidente del grupo de construcción y concesiones mostró su confianza en cerrar la venta de su filial de sevicios Inima antes de que termine el presente ejercicio, una operación por la que OHL prevé ingresar unos 200 millones de euros.
En la actualidad, la compañía ultima el cierre de esta desinversión con un grupo de cinco ofertas que han quedado finalistas de entre el centenar de firmas de empresas de todo el mundo que inicialmente se interesaron por la compañía.
OHL confía en que esta venta, junto con el pago de deudas a la matriz por importe de unos 600 millones de euros que actualmente realiza OHL Concesiones, y el incremento de su cartera de negocio le permita cumplir con sus objetivos de reducción de endeudamiento fijados para este ejercicio y 2012. Villar Mir espera que, de esta forma, las agencias de calificación devuelvan al grupo el 'investment grade'.