Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OHL renueva su programa de pagarés a corto plazo de 300 millones

OHL ha procedido a renovar el programa de emisión de pagarés a corto plazo por importe de 300 millones de euros y con vencimiento a un año que lanzó en abril de 2013, según informó el grupo de construcción y concesiones.
Esta operación se enmarca en la estrategia del grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir tendente a diversificar su estructura financiera.
En este caso, OHL indicó que ha procedo a la renovación anual en el Irish Stock Exchange del programa 'Euro Commercial Paper' (EPC) en el marco del cual podrá emitir notas a corto plazo, con vencimiento en el plazo máximo de un año, y por un importe máximo de 300 millones, según notificó la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En virtud de este tipo de emisión, que también han formulado otras compañías del sector como ACS y Acciona, la empresa se dota de una fuente de financiación a corto plazo en el mercado, que a su vez constituye una alternativa al mercado bancario tradicional.
Esta emisión de títulos de deuda a corto plazo de OHL se suma a las emisiones de bonos a largo plazo que ha venido lanzado los tres últimos años, desde que recibiera autorización para ello en su junta de accionistas de noviembre de 2009.
En concreto, la compañía cerró el pasado mes de marzo con éxito y a un precio mínimo histórico para la empresa una emisión de bonos de 400 millones de euros, una colocación que sucedió a las tres realizadas por el grupo durante 2013.
Además, OHL prevé solicitar a la junta que celebra el próximo 12 de mayo autorización para continuar lanzando, si lo estima oportuno y en distintas ocasiones, emisiones de bonos, obligaciones u otros títulos de renta fija por un importe máximo de 3.000 millones de euros.