Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMC falla contra restricciones de Argentina a las importaciones de la UE

El comisario europeo de Comercio saluda la decisión de la OMC e insta a Argentina a eliminar sus trabas "ilegales"
La Organización Mundial del Comercio ha fallado este viernes en contra de algunas restricciones impuestas por Argentina a las importaciones de la UE, Estados Unidos y Japón porque considera que violan las normas de la organización en una resolución adoptada por un grupo especial independiente del organismo internacional.
La OMC ha dictaminado que Argentina no puede exigir ni a empresas importadoras locales ni extranjeras que compensen el valor de sus importaciones en Argentina con al menos una cantidad equivalente en exportaciones para poder exportar al país, limitar sus importaciones en volumen o valor, alcanzar un determinado nivel de contenido local en su producción nacional, ni tampoco obligarles a invertir en Argentina o conservar los beneficios obtenidos en Argentina en el propio país, según ha confirmado la Comisión Europea en un comunicado.
El grupo especial del organismo internacional también ha fallado en contra de la Declaración Jurada Anticipada de Importación argentina, que obliga a las empresas a contar con la aprobación de las autoridades argentinas antes de poder importar las mercancías.
La UE denunció ante el organismo internacional en mayo de 2012 las medidas adoptadas en Argentina, junto con Estados Unidos y Japón.
Ambas partes no lograron una solución amistosa en el marco de un procedimiento de consultas preliminares que mantuvieron en julio de 2012 y ello llevó a la constitución en enero de 2013 de un grupo especial en la OMC para dirimir sobre el caso y cuyo fallo de este viernes no es definitivo. Todas las partes implicadas en el caso tienen un plazo de 70 días para recurrir la resolución.
En el caso de que no haya apelaciones o en su defecto, una vez que cualquier apelación se haya resulto, Argentina tendrá que rectificar sus medidas para ajustarse a las normas de la OMC, de forma inmediata o bien en un plazo de tiempo razonable, que se negociará entre Argentina, la UE, Estados Unidos y Japón o, por el contrario, será fijado por decisión arbitral de la OMC.
BRUSELAS INSTA A ARGENTINA A ELIMINAR SUS MEDIDAS "ILEGALES"
El comisario de Comercio, Karel de Gucht, ha saludado la resolución de la OMC porque "refleja con claridad que el proteccionismo es inaceptable" y ha instado a Argentina a "que se preste con rapidez a cumplir con la resolución del Grupo Especial de la OMC y a eliminar estas medidas ilegales" y a abrir "la vía para que las mercancías de la UE puedan competir de forma leal en el mercado argentino".
El Gobierno argentino introdujo sus condiciones para importar bienes al país en el marco de su política de "comercio gestionado".
El Ejecutivo comunitario criticó que estas condiciones pretendían "sustituir las importaciones por productos de procedencia local y, de este modo, reducir o eliminar el déficit comercial del país con otros países o regiones" y constituían "una traba importante para los importadores de productos de la UE en Argentina y también perjudicaron la capacidad de las empresas extranjeras de operar en el país".