Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama pondrá límites a las pagas extras de los ejecutivos

Las polémicas bonificaciones de la aseguradora de EEUU AIG a sus ejecutivos, inicialmente calculadas en 165 millones de dólares, son mayores de lo calculado y ascienden a 218 millones, según ha informado el fiscal general de Connecticut.
Esas pagas extras han causado una ola de críticas en EEUU, encabezadas por el presidente estadounidense, Barack Obama, ya que la aseguradora ha tenido que recibir más de 182.000 millones de fondos públicos para sobrevivir.
Según explicó el fiscal general de Connecticut, Richard Blumenthal, la nueva cifra aparece en una serie de documentos que recibió el viernes tras emitir un requerimiento oficial.
Entre uno y cuatro millones por cabeza
Los documentos que ha recibido, agregó, ponen de relieve que un total de 73 personas recibieron al menos un millón de dólares por cabeza, y de ellos cinco cobraron más de cuatro millones.
Obama ha descrito a lo largo de esta semana en varias ocasiones el pago de esas bonificaciones como "indignante" y ha asegurado que su Gobierno estudia todas las vías posibles para recuperar ese dinero.
La Cámara de Representantes aprobó el jueves un proyecto de ley para gravar al 90 por ciento esas pagas extra.
La medida, de ser aprobada también en el Senado, se aplicará a empleados de empresas que reciban más de 5.000 millones de dólares del plan de rescate financiero del Gobierno federal.
Durante una audiencia el miércoles en un subcomité de asuntos financieros de la Cámara de Representantes, el presidente y principal ejecutivo de AIG, Edward Liddy, dijo que algunos de los ejecutivos ya han comenzado a devolver las bonificaciones que recibieron.      LA