Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama critica la respuesta republicana al derrame de petróleo en el Golfo

El presidente de EE.UU., Barack Obama, criticó hoy a la oposición republicana en su respuesta al derrame de petróleo en el Golfo de México y a la reforma del sistema financiero.
En un discurso que pronunciará hoy en Racine (Wisconsin), y del que la Casa Blanca difundió extractos por adelantado, Obama calificó de "desvergüenza" las declaraciones de un legislador republicano que en una audiencia en el Congreso sobre el vertido pidió disculpas a la empresa responsable del derrame, la BP.
"Hay gente en el otro partido que está contra el aumento de la cifra que empresas como BP deben desembolsar para compensar por las catástrofes que causan", indicó el presidente estadounidense.
Agregó que "hay republicanos que se han declarado contra el fondo de 20.000 millones de dólares para compensar a los trabajadores y empresas del Golfo que se han visto perjudicados por la marea negra".
Así, "el máximo responsable republicano en la comisión de Energía, Joe Barton, ha tenido la desvergüenza de presentar sus excusas a BP por que hubiéramos obligado a la compañía a crear ese fondo", recordó.
"Llegó a calificar ese fondo de una tragedia. ¿Tragedia? Tragedia es lo que está viviendo la gente del Golfo ahora mismo", insistió el mandatario.
El pasado 17 de junio, durante una audiencia en el Congreso sobre el vertido, Barton aseguró que la Casa Blanca había "extorsionado" a BP al obligarle a crear ese fondo de compensación y se declaró "avergonzado" por ello. "Presento mis disculpas", indicó el legislador republicano, que creó una fuerte polémica con sus palabras.
Obama también arremetió contra las declaraciones del líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, quien había afirmado que el proyecto de ley de reforma financiera equivale a "matar una hormiga con un arma nuclear".
Según el presidente estadounidense, Boehner debería "venir aquí a Racine y preguntarle a la gente si creen que la crisis financiera ha sido una hormiga".