Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliu (Sabadell) admite "conversaciones" con el Popular aunque cree que "no es momento" de fusiones

Anticipa que el Sabadell recurrirá "todo lo que haga falta" sobre cláusulas suelo y denuncia "demagogia" por la presión social
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha admitido conversaciones con Banco Popular durante los últimos meses y años por contar con negocios similares y enmarcadas en relaciones de "amistad", si bien ha negado que se trate de "negociaciones". Además, ha defendido la intención de cada banco de seguir en solitario esgrimiendo que "no es momento" para fusiones ante la situación de "debilidad" económica y financiera.
"Ha habido conversaciones con el Popular desde que yo me acuerde", ha afirmado Oliu durante su intervención en los cursos de verano organizados por la APIE y la UIMP. El presidente del Sabadell ha apuntado que las conversaciones se extienden a todas las entidades del mapa bancario español para hablar del futuro del sector, aunque ha admitido que con el Popular son "más simpáticas y afines".
Preguntado por cuánto tiempo necesitaría el Sabadell para integrar un banco del tamaño como el del Popular, Oliu ha fijado un plazo de un año desde el punto de vista tecnológico y ha recordado que la fusión de la CAM se ejecutó en menos de 12 meses.
"En estos momentos no tenemos ninguna operación de fusión", ha enfatizado en cualquier caso, para después negar de forma tajante que el Banco de España le haya sugerido comprar algún banco mediano.
En cuanto a las cláusulas suelo, el presidente del Sabadell ha garantizado que la entidad recurrirá "todo lo que haga falta", al considerar una "injusticia" que tenga que retirar estos topes a la caída histórica del Euríbor cuando fueron "transparentes" y contaban con el aval de un notario. "Las sentencias contra estas cláusulas van en contra de las bases institucionales del país, que se basa en notarios como fedatarios", ha explicado.
En este sentido, ha concretado que el banco ha negociado una tercera parte de las hipotecas con cláusulas suelo ofreciendo tipos fijos, al afirmar que tiene sentido tanto para los clientes como para el banco.
El presidente del Sabadell ha dejado claro que el banco no está "de acuerdo" con las sentencias contra las cláusulas suelo, al entender que responden a una situación "demagógica" por la presión de la sociedad. "Tenemos razón", ha insistido, al recordar que las hipotecas con cláusulas suelo se negociaban cara a cara con los clientes. "Al final lo tengamos que pagar, pues lo pagaremos", ha zanjado.