Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La venta de Opel a Magna preocupa en la fábrica de Figueruelas

La planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) podría perder hasta 1.600 empleos, más del 20% de su plantilla, con la venta de General Motors Europa. El nuevo responsable, la austriaco-canadiense Magna, quiere eliminar más de 10.000 puestos de trabajo de las filiales europeas de Opel.
Este cambio de dueño supondría el traslado a Alemania de una parte de la producción del modelo Corsa que se hace hasta ahora en exclusiva en la fábrica zaragozana.
Los sindicatos UGT y CCOO ya han anunciado que habrá conflicto con la compañía si no cambia su propuesta en España. 
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha señalado que cualquier solución que se busque al futuro de Opel debe reconocer que la factoría de Figueruelas es la más productiva de la empresa.
"Cualquier solución accionarial debe reconocer esa realidad", ha indicado Salgado en una entrevista en Radio Nacional de España, en la que consideró que "de momento" no peligran los puestos de trabajo de la planta aragonesa una vez conocida la decisión de General Motors de vender Opel al fabricante austríaco-canadiense Magna.
El Gobierno quiere que se reconozca que Figueruelas es la factoría de mayor productividad, "mejor equipada" y con el "personal más capacitado de todo el sector del automóvil", continuó Salgado, que defendió la labor del Ministerio de Industria, "muy activo" en este asunto.
El Consejo de Administración del consorcio automovilístico General Motors anunció en Berlín su decisión de recomendar la venta del 55 por ciento de Opel al fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y a su socio ruso el Sberbank, y de mantener el 35 por ciento de las acciones.