Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange reduce a 496 los afectados por el ERE voluntario y mejora las indemnizaciones

Pese a los avances, CCOO ve "bastante lejos" el acuerdo por una garantía de empleo insuficiente
Orange ha presentado una nueva propuesta a los sindicatos reunidos en la mesa de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) que reduce de 550 a 496 las bajas exclusivamente voluntarias y acepta la propuesta de los representantes de los trabajadores de incluir en el cálculos de las indemnizaciones un escalado de días proporcional al sueldo y subir a 24 las mensualidades.
Según explica Comisiones Obreras, la reunión del miércoles concluyó con nuevos avances en la negociación, aunque añade que el acuerdo está todavía "bastante lejos", ya que puede verse frustrado si no se consigue plasmar una garantía de empleo "real y suficiente" y si no se mejoran las indemnizaciones, la base de cálculo y las prejubilaciones.
CCOO ha presentado a la compañía una propuesta "completa y detallada" a la que se ha adherido, casi sin matices, el resto de la representación social y que toma como base el acuerdo alcanzado en 2008, modificando algunos puntos e incluyendo otros, especialmente en el apartado de las prejubilaciones y de la garantía de empleo.
Tras un receso de un par de horas para que la dirección de la empresa analizara esta propuesta, Orange ha presentado una contraoferta en la que se ofrece a bajar a 496 el número máximo de posibles afecciones, una cifra que según CCOO siguen siendo "excesiva".
La empresa se ha mostrado dispuesta a contemplar una garantía de empleo de 18 meses, pero el sindicato considera que es "tan condicionada y restringida" que sería "poco efectiva" y nada acorde a su pretensión de que dé estabilidad a la plantilla e impida nuevos despidos con otros expedientes de regulación de empleo, externalizaciones y traslados geográficos forzosos.
INDEMNIZACIONES
Asimismo, la dirección ha aceptado incluir el escalado de días proporcional al sueldo planteado por lo sindicatos para favorecer a los salarios más bajos y ha subido el tope de antigüedad a 24 mensualidades, pero ha propuesto unas indemnizaciones muy inferiores a las pedidas.
En concreto, ofrece una indemnización de 52 días para los trabajadores con un salario bruto fijo anual de hasta 25.000 euros, de 51 días hasta 30.000 euros, de 50 días hasta 35.000 euros, de 49 días hasta 40.000 euros, de 48 días hasta 50.000 euros y de 47 para salarios superiores a 50.000 euros.
En esta línea, también accede a mejorar la base de cálculo, incluyendo el salario bruto fijo anual, la retribución variable efectivamente cobrada en 2015, algunos pluses y complementos y parte de la retribución en especie (seguro de vida, tráfico telefónico, coche empresa y tarjeta gasolina).
Por otro lado, Orange reitera que el ERE es absolutamente voluntario, sin vetos por razones operativas, aunque sí para empleados que hubieran recibido en 2015 o 2016 retribuciones en forma de stock options. Sin embargo, el sindicato critica que se niega a considerar a quienes estén en situación de excedencia forzosa o por guarda legal.
Respecto al plazo de adscripción, la compañía lo ha incrementado aproximadamente a tres semanas, por lo que, suponiendo que exista acuerdo, se prevé que los interesados puedan solicitar su incorporación al ERE hasta el 1 de abril, comenzando dicho plazo en una fecha todavía por determinar pero próxima al 10 de marzo.
En cuanto a las prejubilaciones, CCOO indica que la dirección valora sus propuestas en este apartado, pero prefiere abordarlo con más profundidad en una reunión posterior. No obstante, rechaza completamente bajar la edad de prejubilación a los 53 años como solicita el sindicato y mantener abierto el plan más allá del ERE.
En este sentido, tampoco contempla que los acogidos al plan continúen disfrutando de los seguros médicos, tráfico telefónico, seguros de vida y descuentos en productos de empresa hasta la jubilación, aunque siguen analizando este punto.