Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Organización Ferroviaria Saudí visita laboratorio de Indra para proyecto del AVE a La Meca

El presidente de la Saudi Railways Organization (SRO), Su Excelencia Mohammad Khalid Al-Suwaiket, ha visitado este lunes el laboratorio tecnológico avanzado que Indra ha creado para la configuración y prueba de los sistemas de la línea de alta velocidad La Meca-Medina, en Arabia Saudí, que construye y explotará durante 12 años un consorcio español, informó la compañía.
En la visita al centro situado en San Fernando de Henares (Madrid), el presidente de la compañía de ferrocarril de Arabia Saudí, junto al director general del proyecto, Bassam Bin Ahmed Ghulman, y el jefe de proyecto, Mohammed Mahmoud Wald Sheikh, han estado acompañados por el director del proyecto, Santiago Cobo, y el director general adjunto de Indra, Eduardo Bonet, entre otros.
Como socio tecnológico del proyecto Haramain, Indra es responsable del desarrollo e implantación de las telecomunicaciones, tanto fijas como móviles, de los sistemas de seguridad, la tecnología de gestión y el centro de control (OCC), así como de las soluciones de ticketing (AFC) para la nueva línea que se construye en Arabia.
La multinacional está desarrollando los trabajos según el calendario previsto e, incluso, anticipándolos. De hecho, el importante esfuerzo que está realizando Indra se refleja en este laboratorio Haramain High Speed Rail (HHR) Systems Lab, uno de cuyos propósitos es hacer las pruebas de los sistemas que se han diseñado específicamente para la línea antes de su instalación en la infraestructura ferroviaria.
Como parte de sus funciones de Systems Test Facility, el laboratorio permite configurar y probar los diferentes sistemas y hacer las pruebas de integración, con el objetivo de anticipar y solucionar posibles problemas técnicos que puedan surgir por la integración de distintas tecnologías, al tiempo que se valida que la solución tecnológica funciona correctamente.