Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osborne pone en marcha su Fundación para apostar por la formación y la preservación de su patrimonio

Osborne, propietaria de marcas como Cinco Jotas, Rioja Montecillo, Carlos I, Magno y Anís del Mono, ha comunicado la creación y puesta en marcha de la Fundación Osborne, según ha informado la empresa en un comunicado.
En concreto, la fundación nace con dos objetivos como son la formación de los jóvenes orientada a favorecer su inserción en el mercado de trabajo, fomentando la cultura del emprendimiento y la innovación, y la preservación y difusión del patrimonio histórico de Osborne.
Para ello, la nueva Fundación ha previsto, ya desde su primer año de existencia, un plan de actividades encaminadas al cumplimiento de sus fines, con un foco especial en sus zonas de influencia más importantes como la provincia de Cádiz.
De este modo, la Fundación Osborne se convierte en el vehículo que canalizará la responsabilidad social corporativa del grupo. Con este proyecto, la compañía confirma su compromiso histórico con la sociedad y su esfuerzo por contribuir al crecimiento económico sostenible, a la formación, al emprendimiento y a la creación de empleo.
Osborne complementa su negocio de elaboración y comercialización de sus propias marcas con la actividad de distribución en España de importantes marcas de terceros como Ron Santa Teresa, Fever-Tree, Russian Standard Vodka, Zubrowka Vodka, Whisky 100 Pipers y Passport Scotch Whisky.
Además, es la propietaria de la icónica imagen del Toro de Osborne, uno de los símbolos más representativos de España en el mundo y que son reconocidas internacionalmente como uno de los grandes iconos de la historia de la publicidad.
Osborne elevó un 8% sus ventas en 2014, hasta los 251 millones de euros y registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 40 millones de euros, un 14% más que a los 35 millones de euros registrados en el ejercicio anterior.