Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osborne cerró 2015 con unas ventas de 241 millones, un 1,6% menos

Osborne, propietaria de marcas como Cinco Jotas, Montecillo, Carlos I, Magno y Nordés, ha cerrado 2015 con unas ventas de 241 millones de euros, lo que supone un 1,6% menos respecto al ejercicio anterior, según ha informado la compañía en un comunicado.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) registró un descenso del 11%, hasta los 35,6 millones de euros provocado en su totalidad por la finalización de la distribución de Seagrams Gin en España.
La empresa ha celebrado el pasado fin de semana su junta general de accionistas, en la que se aprobaron las cuentas del ejercicio 2015. En línea con su plan estratégico, ha renovado la distribución de marcas maduras que tuvieron un alto impacto en las ventas y en el Ebitda,como Seagram's Gin y Monster Energy Drink, por la incorporación de nuevas distribuciones de alto valor añadido y potencial de crecimiento como Brockmans Gin y la tónica Fever Tree.
La compañía, además, ha reforzado la inversión en sus marcas propias más importantes como Carlos I, Montecillo, Nordés Gin y el jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas.
Osborne ha impulsado su negocio internacional, logrando que su nueva filial en China, la que importa y distribuye sus productos, con la que se asegura el control de todas sus operaciones, se haya convertido ya en el principal mercado internacional de Cinco Jotas.
Las ventas al exterior representan el 25% de la contribución de la compañía, con una apuesta muy clara por el desarrollo de sus filiales en China y Brasil.
Cinco Jotas se mantiene como buque insignia de la compañía con un crecimiento en ventas y rentabilidad, tanto nacional como internacional, con un posicionamiento claramente 'súper premium' en todos los mercados. En esta línea, Osborne ha incrementado su inversión en la comunicación de la marca, en su centro de visitantes de Jabugo, y en restaurantes y puntos de venta estratégicos a nivel internacional.
El presidente de la compañía, Tomás Osborne, ha subrayado que 2015 ha sido un "año satisfactorio". "Hemos reforzado sustancialmente nuestras marcas más importantes y hemos renovado exitosamente la cartera de distribuciones de terceros. Considero que nuestro negocio es ahora más sólido que hace un año porque hemos ampliado nuestro portafolio de marcas propias", ha recalcado.
En este ejercicio, Osborne ha destacado la integración "exitosa" y el crecimiento de la ginebra Nordés, el brandy 1866 y la cachaça Espirito de Minas, últimas adquisiciones de la firma para ampliar su portafolio de referencias.
La empresa, además, ha incorporado el pasado año nuevas distribuciones en España en segmentos de alto valor añadido y potencial de crecimiento como es la ginebra Brockmans y la tónica Fever-Tree, que complementan la cartera de marcas de terceros de la compañía que conforman Ron Santa Teresa, Passport Scotch Whisky y Whisky 100 Pipers, entre otras.