Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB español caerá un 0,4% en 2010

Según el informe mensual de La Caixa, la economía española muestra, como el resto de las economías mundiales, una tendencia "claramente de mejora de la actividad, aunque el proceso de salida de la recesión está siendo algo más lento que en el resto de los países desarrollados". 
“Indicadores de que la crisis ha quedado atrás”
En el ámbito internacional, consideró que la recuperación de Estados Unidos y de algunos países industrializados, así como el fuerte crecimiento en China, India y Brasil "suponen los mejores indicadores de que la crisis ha quedado atrás". El informe destaca la mejora de la confianza de los consumidores en España, ya que pese a que todavía se sienten amenazados por el aumento del paro, lo que ha generado una contención del gasto y un aumento del ahorro, "lo peor ya ha pasado".
Respecto al IPC, La Caixa estima que se registrará una variación positiva de los precios en 2010 debido a una mayor presión al alza del petróleo y sus derivados, de la recuperación de los precios del resto de las materias primas y también de una cierta elevación de la inflación subyacente, actualmente en niveles muy bajos.
Además, la prevista subida del IVA en el segundo semestre del ejercicio presionará al alza en los precios de consumo, aunque no se espera que las empresas repercutan totalmente esa subida fiscal.
Entorno internacional
El informe recoge que "parece que el mercado laboral de Estados Unidos ha tocado fondo y que la recuperación del consumo privado es más fuerte de lo esperado", pero que en la eurozona el consumo "no acaba de reaccionar" y la recuperación se sustenta gracias al sector exterior y a los planes de impulso económico de los gobiernos. Con todo, estima que el consumo y la inversión en la eurozona se relanzarán a partir del segundo semestre de este año.
Más obstáculos
Añade que la profundidad de la crisis sufrida ha dejado algunas secuelas que pueden hacer que la recuperación sea "lenta y frágil", como la elevada tasa de paro, situada en máximos históricos; un sector financiero que continúa delicado; la dependencia de los países desarrollados de la marcha de los países emergentes y el elevado endeudamiento de las familias y del sector público. Alerta también de que el ejercicio actual se enfrenta al anuncio de los bancos centrales de la retirada progresiva de las medidas de apoyo adoptadas hasta ahora y a que al menos algunos países inicien el proceso de consolidación fiscal encaminado a reducir los elevados déficits públicos generados por la crisis. A.V.