Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB de la eurozona creció un 1,6% en 2015, una décima más de lo estimado inicialmente

La economía de la zona euro creció un 0,3% en el último trimestre de 2015
La economía de la zona euro cerró el ejercicio 2015 con una expansión del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,6%, una décima más de lo previsto en la estimación inicial, frente al crecimiento del 0,9% durante 2014, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.
En el conjunto de la Unión Europea, la economía registró en 2015 un crecimiento del 1,9%, una décima más de lo previsto, frente a la expansión del 1,4% en 2014.
En el cuarto trimestre del año, el PIB de la eurozona aumentó un 0,3%, en línea con la expansión del tercer trimestre, mientras que en el conjunto de la UE aumentó un 0,4%, igual que en los tres meses anteriores.
En comparación con el cuarto trimestre de 2014, el PIB de la zona euro creció un 1,6% interanual, en línea con el dato del trimestre anterior, mientras que entre los Veintiocho aumentó un 1,8%, por debajo del 1,9% interanual del trimestre anterior.
Durante el cuarto trimestre, el gasto en consumo final de los hogares creció un 0,2% en la eurozona y un 0,4% en la UE, tras subir un 0,5% y un 0,6% respectivamente en el tercer trimestre.
La formación bruta de capital fijo se incrementó un 1,3% en la zona euro y un 1,1% en la UE, frente al alza del 0,4% en ambas zonas en el trimestre anterior.
Por su parte, las exportaciones aumentaron un 0,2% en la eurozona y un 0,5% en la UE, tras subir un 0,2% en ambas áreas en el tercer trimestre, mientras las importaciones subieron un 0,9% en la zona euro y un 1,1% en la UE, tras subir un 1,2% y un 1,3% en el tercer trimestre, respectivamente.
Entre los países de la UE, las mayores tasas de crecimiento trimestral se observaron en Suecia (+1,3%), Estonia (+1,2%), Polonia y Rumanía (+1,1%), Hungría y Eslovaquia (+1%).
Por contra, los países con peores cifras de crecimiento en el cuarto trimestre fueron Croacia (-0,5%) y Letonia (-0,3%), mientras República Checa se estancó y Finlandia, Grecia e Italia apenas crecieron un 0,1%.
En el caso de España, el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de 2015 fue del 0,8%, en línea con la expansión de los tres meses anteriores y la mejor lectura entre las grandes economías de la zona euro, después de que Alemania y Francia cerraran el año con un repunte del 0,3%.