Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB cae un 1% en el segundo trimestre y deja la tasa interanual en el -4,1%

El PIB español sigue bajando aunque parece que empieza a frenar moderadamente. Al contrario que Alemania y Francia, que han registrado datos positivos por primera vez desde 2008, la economía española ha bajado un 1% en el último trimestre de 2009, debido básicamente al descenso de la demanda nacional. La aportación exterior si es positiva.
Si estos datos son confirmados por la contabilidad nacional, que se conocerá el 27 de agosto, se produciría la cuarta caída del PIB en tasa intertrimestral, tras hacerlo el 0,2% en el tercer trimestre de 2008, el 1% en el cuarto y el 1,9% en el primero de este año, y del tercer descenso en tasa interanual tras el 0,7% y el 3% de los dos trimestres anteriores.
Este dato se aproxima al avanzado el pasado 30 de julio por el Banco de España, que pronosticó una caída intertrimestral del 0,9% y un descenso respecto al segundo trimestre de 2008 del 4%. La tasa interanual a junio de 2009 ha sido del -4,1%.
La entidad supervisora destacó que aunque persiste la tendencia a la baja de la economía, el ritmo de caída es más "contenido" y, en concreto, apunta a una cierta ralentización del descenso de la actividad y del ajuste del mercado laboral.
La entidad supervisora indicó que la moderación de la caída de la economía se produce en un entorno caracterizado por "cierta normalización" de los mercados financieros y unas condiciones externas "menos severas".
Esta situación, continuó, ha permitido detener las continuas revisiones a la baja en las previsiones de la economía mundial, aunque, advirtió, no ha cambiado el diagnóstico sobre la duración de la recesión, que se prevé muy prolongada con una salida muy gradual.
 
El Banco de España advirtió al Ejecutivo de que volver a la senda de la estabilidad presupuestaria a medio plazo exige "una ejecución presupuestaria muy estricta y la adopción de medidas ambiciosas".
Ayer, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, valoró que la primera potencia económica de Europa, Alemania, haya vuelto a registrar un crecimiento económico, porque, en su opinión será positivo para España.
Por su parte, el Banco Central Europeo, coincidiendo con los buenos números alemanes y franceses, lanzó un mensaje de tranquilidad al asegurar que la recesión "ha tocado fondo" . No obstante, el organismo advirtió de la volatilidad de los datos.