Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV se opone a unos Presupuestos "electoralistas" y "excesivamente optimistas" en sus previsiones

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha registrado en el Congreso una enmienda de totalidad al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 argumentando que son unas cuentas "electoralistas", basadas en previsiones "excesivamente optimistas" y que "se olvidan de Euskadi y de los compromisos adquiridos" por el Gobierno con esta región.
En el texto de la enmienda, que recoge Europa Press, los nacionalistas vascos critican que la "austeridad expansiva" de los últimos años está "conduciendo a la UE a las puertas de una nueva recesión" y evidenciando "el impacto negativo de los sucesivos recortes del gasto público en la actividad económica y el empleo".
Y, sin embargo, las cuentas del año que viene "participan plenamente de una estrategia de política económica impuesta por la UE que ha fracasado estrepitosamente", centrada en el control del déficit público y los recortes.
"DUDAS FUNDADAS" SOBRE LOS DATOS
Más allá de la orientación general del proyecto de ley, la formación 'jeltzale' también cree tener "dudas fundadas" sobre la "solidez" de los datos macroeconómicos sobre los que se fundamentan los Presupuestos y sobre las propias proyecciones de aumento del PIB o de creación de empleo, que considera "excesivamente optimistas a tener de las perspectivas" del entorno europeo.
Por otra parte, el PNV considera que el "aumento nominal" de las inversiones públicas o la devolución del 25% de la paga extraordinaria de los funcionarios que no se les abonó en la Navidad de 2012 constituyen medidas de carácter "electoralista".
Y critica, por último, que "como cada año, y siempre es igual", el Ejecutivo "olvide" en los Presupuestos al País Vasco y los "compromisos adquiridos" con esta comunidad, ya que la inversión directa es apenas un 0,5% de la total mientras que la consignación para la 'Y' vasca es "claramente insuficiente para que el proyecto evolucione y culmine en un plazo razonable".