Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV duda de que "los nubarrones hayan desaparecido" y teme una recaída que pille a la UE desprevenida

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, duda de que "los nubarrones hayan desparecido" y que estemos en un "tiempo absolutamente nuevo", y ha advertido al Gobierno de que esta "autosatisfacción europea como que ya está todo hecho" pueda provocar que una recaída en la crisis pille a la UE desprevenida.
Así se ha pronunciado durante su intervención en el Pleno extraordinario sobre el Consejo Europeo del pasado mes de diciembre, en el que según Rajoy "se respiraba otro aire" porque el año 2013 "se terminaba con una perspectiva radicalmente distinta y con la sensación de que empezábamos un tiempo nuevo".
"Usted pone una cortina entre un tiempo anterior y un tiempo absolutamente nuevo en el que estamos ya. Sus manifestaciones y las de otros líderes europeos dan una sensación de autosatisfacción como de que ya está hecho todo, de que lo peor ha pasado. Y el peligro es que no nos dediquemos a implementar nuevos pasos que permitan mejorar la economía y que un empeoramiento de la situación que perfectamente podría darse suceda y no estamos preparados, porque esta crisis no está resuelta en modo alguno", ha afirmado el diputado jeltzale.
Además, ha criticado esa autocomplacencia de los líderes europeos y del Gobierno, "como si hubieran hecho las tareas correctas y en tiempo y forma". "Estamos convencidos de que si cuestiones (como el rescate griego o la reacción del Banco Central Europeo, entre otras) se hubieran afrontado más rápido y con mayor sentido europeísta estaríamos ahora mucho mejor", ha apostillado.
MÁS SENTIDO COMUNITARIO
A renglón seguido, Esteban ha calificado de "descafeinada al gusto alemán" la unión bancaria que se esta diseñando, ya que carece de un fondo común, "apenas hay mutualización" y el fondo de resolución es "muy limitadito", con apenas 55.000 millones a conseguir en diez años.
También ha criticado la decisión de gestionar el mecanismo de resolución "desde una especie de directorio de ministros, de nuevo cada país con sus intereses y un peso específico", lo que supone "dar un sopapo a las posiciones del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea (CE)" y no solucionar la fragmentación del mercado bancario y las diferencias en el acceso al crédito, que tiene su impacto en la competitividad de los países.
"Necesitamos que los mecanismos que aún no se han desarrollado y los que faltan tengan un sentido europeísta, y no busquen una mayoría de estado y con primas para algunos", ha defendido.
El portavoz parlamentario del PNV también ha lamentado que las medidas de impulso al crecimiento y a la creación de empleo "estén paradas" o se apliquen "muy lentamente", sobre todo con unas cifras de paro "comparables con las de la gran crisis de los años 30" y con unas previsiones de PIB para los próximos años que no permiten "lanzar las campanas al vuelo" ni pensar que la situación cambiará en el corto plazo.
"Así que la salida de la crisis en términos de empleo, que es lo que importa a los ciudadanos, costará muchísimo, aunque la economía vaya creciendo poco a poco, año tras año. Esto al final provocará un aumento de la desigualdad, y a eso hay que contestar con prestaciones sociales que tendrán que ser muy limitadas por el control del equilibrio presupuestaria. Así que parece que los negros nubarrones desaparecen y que saldremos de la crisis por inercia, pero nos tememos que no será así", ha añadido Esteban.