Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP reclama una mejora de la Ley Concursal para "facilitar la viabilidad" de las empresas

El PP ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que reclama al Gobierno que presente una modificación de la Ley Concursal que permita "mejorar" las opciones que arbitra y, de ese modo, "facilitar la viabilidad" de las empresas españolas que atraviesan por dificultades.
Según la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en el Pleno de la Cámara Baja, la Ley Concursal, de 2003, fue "un hito en el Derecho Civil" del país, ya que sirvió para "consolidar y perfeccionar los instrumentos para la resolución ordenada de las entidades mercantiles en situación de insolvencia o cercanas a ella", al "simplificar la estructura del concurso y dotarle de flexibilidad".
"La finalidad de la nueva norma era conseguir una mejor regulación del concurso, en la que los deudores concursados pudieran renegociar la deuda que tuvieran con sus acreedores y de no llegar a un acuerdo de refinanciación, la extinción de los créditos que los acreedores tuvieran contra la masa crediticia de la manera más equitativa", insisten los 'populares'.
PROBLEMAS DE APLICACIÓN
Sin embargo, con los años se han detectado "problemas de aplicación" de la normativa en algunos casos, lo que ha motivado hasta tres reformas --dos veces en 2009 y una en 2011--. Pese a todo, "actualmente el concurso no está cumpliendo con la principal finalidad para la que fue ideado" por culpa, cree el PP, de "la lentitud y complejidad de los procesos y del estigma que se les asocia".
Así, los "retrasos" en la presentación del concurso, la "dureza" de la crisis y las "deficiencias" del proceso hacen que el 90% de los concursos de 2011 finalizaron con la liquidación de la empresa y sólo hubo un 10% que lo hicieron en convenio. Y todo en un contexto de incremento de las declaraciones de concurso de acreedores, con un 28,2% más de expedientes iniciados en 2012 respecto a un año antes, y un incremento adicional del 26,2% el año pasado, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
Por eso, el partido que da sustento al Gobierno cree "conveniente" estudiar posibles modificaciones de la normativa en relación con los requisitos para poder ser nombrado administrador concursal, la agilización de plazos, la reducción de carga de trabajo de los juzgados de lo Mercantil, la creación de nuevos mecanismos de retribución de los administradores para generar incentivos para "resolver más rápidamente los procedimientos".