Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza las propuestas del PSOE para parados mayores de 45 años porque dice que el Gobierno ya actúa

El PP rechaza la posibilidad de poner en marcha las medidas propuestas por el PSOE para favorecer la empleabilidad de los parados mayores de 45 años alegando que el Gobierno ya está actuando en ese ámbito, y apela al acuerdo firmado el pasado mes de julio con los agentes sociales como ejemplo de la sensibilidad del Ejecutivo hacia este problema.
En el Pleno del Congreso, el nuevo portavoz de Empleo socialista, Rafael Simancas, ha reclamado que se desarrolle la Estrategia Global para el Empleo de los Trabajadores Mayores con políticas activas de empleo, formación e incentivos económicos para su contratación; y ha propuesto también una moratoria de los despidos por causas económicas subvencionado parcialmente por el Estado, así como recuperar bonificaciones y subsidios eliminados.
A su juicio, esta iniciativa es la "prueba del algodón" sobre la "sinceridad" de las declaraciones del Gobierno en relación con la recuperación. "Proponemos una serie de medidas muy razonables para un colectivo muy castigado por la crisis, el de los mayores de 45 años que están en paro o en riesgo de perder su empleo. Si creen de verdad que la recuperación es un hecho tendrán que aceptar este alivio", ha planteado.
RECTIFICAR LA LEGISLATURA
Y es que el principal partido de la oposición cree necesario "rectificar" algunas decisiones adoptadas esta legislatura, como la eliminación de las bonificaciones por mantenimiento del empleo, la supresión del subsidio para parados mayores de 45 años o el retraso del acceso a la jubilación anticipada forzosa. "No es que hayan perjudicado a este colectivo, es que se han empleado ustedes con verdadera saña contra estas personas", ha reprochado a los 'populares'.
Tras recordar que el paro entre los mayores de 55 años ha crecido cuatro veces más que el desempleo general y que este colectivo tiene muchas más dificultades para reinsertarse y son "carne de cañón para la pobreza y la exclusión social", Simancas ha exigido un cambio "por justicia" o incluso "por eficiencia económica", por el efecto que una mejora de las rentas de estas personas tendría en la demanda interna.
FIN DE LA CRISIS POR DECRETO
El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, apoya la petición socialista, recordando que el colectivo de mayores parados ni siquiera tiene la opción de emigrar, como los jóvenes, y están sufriendo de forma muy dura la crisis. "Pero el Gobierno sigue empeñado en decretar el fin de la crisis, como si con un decreto se pudiera cambiar la realidad", ha criticado, exigiendo que se tomen medidas efectivas para ayudar a este colectivo.
Carles Campuzano, de CiU, también cree que el Gobierno "no tiene una estrategia de apoyo al mantenimiento y la creación de empleo para los trabajadores de más edad" y critica decisiones como la eliminación de incentivos que beneficiaban a este colectivo. Por eso, ha reclamado una "política muy contundente" que permita mejorar su empleabilidad y crearles oportunidades de futuro.
En la misma línea, el portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, cree "esencial" que el Ejecutivo impulse políticas "específicas" para abordar los dos principales problemas de los parados mayores: la cronificación de su situación y su difícil empleabilidad. Y ha recordado que en el ámbito de la negociación colectiva también hay que tener en cuenta a las plataformas sindicales de ámbito autonómico.
Finalmente, Olaia Fernández Davila, portavoz del BNG, ha coincidido en que es "necesario" que el Gobierno actúe para "mejorar la empleabilidad y la reinserción laboral" de los parados mayores de 55 años. "Es lamentable que sean las víctimas más numerosas de los despidos. Debería ser una prioridad para el Gobierno buscar soluciones a su situación", ha zanjado.
NO CONVENCE DEL TODO
Por su parte, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, teme que la "gravedad del drama del paro juvenil" esté haciendo olvidar "otro drama no menor" como el de los desempleados mayores, que "llevan mucho tiempo en paro", cuya tasa de cobertura "ha caído aceleradamente" y para los que además es imposible en la mayor parte de los casos volver a encontrar un trabajo.
Por eso, y por que las políticas del Gobierno hacia este colectivo "han agravado su situación", la formación magenta acoge "positivamente" la iniciativa socialista en términos generales, aunque reconociendo que algunas propuestas, como la moratoria a los despidos, les generan "dudas".
AHORA SÍ SE PUEDE
Sin embargo, la portavoz 'popular' de Empleo, Carmen Álvarez-Arenas, ha asegurado que el Gobierno lleva tres años "trabajando en reformas fundamentales para la recuperación de la empleabilidad y para la integración de las personas en riesgo de exclusión", como los parados de más edad. "Por eso votaremos en contra de esta iniciativa, porque entendemos que ya está puesta en marcha por el Gobierno", ha insistido.
Tras recordar que la lucha contra el paro y la generación de empleo es la "mayor prioridad" para el Ejecutivo, la diputada madrileña ha recordado que en los tres últimos ejercicios se han aplicado reformas y medidas "dolorosas y duras" que han permitido que el país esté "en una situación totalmente distinta" a la que había al principio de la legislatura.
"Sólo a partir de ahí se pueden abordar acuerdos como el firmado con los agentes sociales en julio, que entre otras cosas tiene propuestas para incentivar la empleabilidad para las personas con mayores problemas de inserción, con especial atención a los que tienen cargas familiares y ningún ingreso", ha defendido.
Y es que, según la 'popular', este tipo de políticas "no se podían abordar con la situación de quiebra económica del Estado, de falta de credibilidad y confianza, con el consecuente encarecimiento de la financiación del Estado, y con la ausencia de competitividad y de reformas imprescindibles" que el Gobierno se encontró. Pero "en tres años España ha pasado de ser el problema a ser la solución" y ahora sólo hay que consolidar los frutos obtenidos.
Finalmente, ha recordado que ya se ha puesto en marcha la nueva Estrategia para el Empleo 2014-16, que será un "elemento de transformación de la cultura del empleo y de modernización de los servicios públicos de empleo basándose en la coordinación y la colaboración entre administraciones públicas".