Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza cambiar ahora la reforma laboral cuando el "enfermo está ya fuera de la UVI"

El PP ha rechazado en el Pleno del Congreso introducir cambios en la reforma laboral de 2012 pues, a su juicio, su aplicación ha permitido que el "enfermo" esté ya "fuera de la UVI".
Las modificaciones habían sido demandadas por el PSOE, que cosechó el respaldo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, el PNV y la mayor parte del Grupo Mixto para pedir al Gobierno que revise su reforma laboral, superando la "precariedad" que está provocando y recuperando el diálogo social.
En el Pleno de la Cámara Baja, la portavoz adjunta de Empleo del PSOE, Pilar Lucio, ha defendido una moción exigiendo la retirada "inmediata" del contrato de emprendedores, dar marcha atrás en la supresión del abono de parte de la indemnización del Fogasa a los trabajadores indefinidos de empresas de menos de 25 trabajadores y renegociar la reforma laboral con los agentes sociales, recuperando así el diálogo social.
La diputada extremeña ha criticado además que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, negara en la interpelación que ha dado lugar a la moción su intención de "dar una nueva vuelta de tuerca a la ya terrorífica reforma laboral" y, a los dos días, aprobara un decreto que "consolida por la vía de los hechos la precariedad laboral".
Además, ha defendido que su texto se fundamenta en una "idea esencial", como es la petición al Gobierno de que "devuelva a los trabajadores los derechos laborales que les han sido hurtados, recompongan el diálogo social y devuelvan el equilibrio de fuerzas en el mercado de trabajo". "Si hay que hacer reformas, que se hagan, pero lo que hacen ustedes no es reformar sino retrotraernos a etapas previas a la Democracia, en las que la desigualdad y la injusticia campaban a sus anchas", ha añadido.
"Lo justo y lo eficiente es tener un trabajo con derechos y justamente retribuido, porque es lo que hará crecer al país", ha reclamado, acusando al Ejecutivo de "no haber desarrollado ni una política que cambie de modelo productivo y genere nuevo empleo con más valor añadido".
MÁS PRECARIEDAD Y MENOS EMPLEO
Para el portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, es "evidente" que la reforma laboral ha servido para "precarizar el empleo, debilitar los derechos de los trabajadores y reducir la capacidad de negociación colectiva", sin conseguir siquiera incrementar el empleo, ya que 2013 se cerró con "500.000 puestos de trabajo menos" que el anterior ejercicio. "Y desgraciadamente la ministra no escucha", ha lamentado.
El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, cree que los datos "desmienten rotundamente todas las afirmaciones oficiales" de que la reforma laboral ha sido un "éxito" y ha criticado que "continuamente se le den vueltas de tuerca" en un camino de "precarización", más despidos, menos protección social, menos población activa y caída salarial.
Emilio Olabarria, del PNV, ha vinculado la pobreza, las desigualdades y la falta de cohesión social con las políticas laborales del Gobierno. "La reforma laboral de 2012 ha provocado una gran precariedad. Convivimos con una situación inaceptable", ha llegado a afirmar, advirtiendo de la pobreza para el país que conlleva la pérdida de masa salarial.
Por CC-NC, Pedro Quevedo ha señalado que "si hay un ejemplo claro de decisiones políticas por razones ideológicas es precisamente la política laboral del PP en esta etapa", que a su juicio es producto de "la obsesión por abaratar el despido". "Y por eso las consecuencias son las que tenemos: grave deterioro de los derechos laborales y grave incremento del paro. No es razonable crecer por la precarización y la pérdida de derechos", ha añadido, pidiendo a los 'populares' que "rectifiquen".
Para Joan Baldoví (Compromís-Equo), el "problema principal es que las medidas de este Gobierno crean pobreza, exclusión y desigualdad social, no empleo". "Nos tienen desesperados, ignorantes y asustados. Pero o cambian de políticas o habrá muchos otros Gamonal", ha avisado. Olaia Fernández Davila (BNG) ha criticado al Ejecutivo por defender periódicamente el "éxito" de la reforma laboral sin hablar sin embargo ni de precariedad ni de pérdida de poder adquisitivo, y ha reclamado recuperar el diálogo social.
VISIÓN EN EL LARGO PLAZO
El portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, cree que el debate sobre los problemas del mercado laboral no puede centrarse únicamente en los dos últimos años, sino que debe tener "una visión mucho más larga en el tiempo", recordando a los grupos que podían haber planteado algunas de sus críticas "hace años". No obstante, ha reconocido la necesidad de recuperar el diálogo social, así como otros cambios en materia de Políticas Activas o de la regulación específica para autónomos y pymes.
Finalmente, la 'popular' Carmen Álvarez-Arenas ha insistido en que la reforma laboral es una "norma clave para la recuperación" del país porque ha "cambiado la cultura del despido por la flexibilidad y el acuerdo en las empresas". "Ustedes repiten, repiten y repiten lo mismo, pero por mucho que se empeñen y que se enfaden, España está siendo capaz de superar una crisis que ustedes no vieron, no quisieron o no supieron superar", ha espetado a los socialistas.
Además, ha señalado que el "enfermo" que se encontró el PP al llegar al Gobierno está ahora "no sólo fuera de la UVI sino dado de alta". "Eso no quiere decir que pueda hoy correr un maratón, sino que debe afianzar su recuperación, no volver a cometer errores y avanzar en su tratamiento. Justo lo contrario de lo que piden con su moción", ha zanjado.