Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP cree que el fondo de rescate debería servir para sanear los activos inmobiliarios de la banca

El Partido Popular cree que el Fondo Europeo para la Estabilización Financiera (FEEF) debería servir para sanear los activos inmobiliarios de la banca y no solo para sanear los activos de deuda soberana.
Así lo han señalado fuentes del PP, que critican que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no haya negociado con el resto de países y no haya reclamado que el fondo de rescate sirva también para resolver el principal problema de la banca española.
En este sentido, han explicado que el fondo de rescate, tal y como está concebido en estos momentos, beneficia a los países que "mandan" en Europa, que son los más expuestos a la deuda griega, mientras que "perjudica" a aquellos en los que los 'spreeds' han crecido más en los últimos meses: España e Italia.
En concreto, el partido liderado por Mariano Rajoy considera que si se reduce el valor de la deuda española, el Tesoro Público tendrá menos capacidad para colocarla, puesto que se verá obligado a elevar el interés de una deuda dañada en el exterior.
En este contexto, las fuentes han criticado el papel que ha desempeñado el Gobierno en la negociación con Europa, que ha ido a arreglar el problema de otros sin solucionar los de España y ha acabado generando un sobrecoste en la deuda española.
De la misma forma, han denunciado la falta de información que ha proporcionado el Ejecutivo socialista al principal partido de la oposición, al que no ha explicado nada, como tampoco lo ha hecho, según las mismas fuentes, con la opinión pública.
Según el Partido Popular, España no debería estar en esta situación porque tiene un problema de deuda externa considerable, pero no le ocurre nada distinto a lo que le está sucediendo en estos momentos a buena parte de los países desarrollados.
En este sentido, las fuentes han recordado que en España la deuda pública, pese a que previsiblemente acabará cerca del 68% este año, es bastante inferior a la de otros países, gracias a que es el único que ha reducido el peso de la deuda en el PIB en once años.
Asimismo, han señalado que en España la financiación del Estado al sector bancario ha sumado casi 30.000 millones, lo que supone cerca del 3% del PIB, mientras que en otros países que hoy muestran sus exigencias la cifra es mucho mayor.
En concreto, han afirmado que las ayudas directas al sector bancario han supuesto el 5,7% en Bélgica, al 13,2% en Alemania, el 14% en Holanda, el 6,7% en el Reino Unido y el 5,1% en Estados Unidos, entre otros.