Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza cambiar la tributación de las Sicav para evitar que se produzca una fuga de capitales

El PP ha rechazado este jueves en la Comisión de Hacienda del Congreso la posibilidad de pedir al Gobierno que modifique la tributación de las sociedades de inversión colectiva (Sicav) en el marco de la futura reforma fiscal, argumentando que elevar la fiscalidad a estos instrumentos financieros conllevaría una fuga de capitales y recordando que los utilizan "todo tipo de inversores, incluyendo familias normales".
La diputada 'popular' Sara Cobos ha argumentado el rechazo de su grupo a la propuesta de UPyD, que pasa por aplicar a las Sicav el régimen de transparencia que se utiliza en otros países europeos, de modo que la tributación por los beneficios obtenidos se liquide anualmente, en lugar de diferirlo hasta que se retiran esas rentabilidades.
Cobos ha negado que el régimen de las Sicav sea "privilegiado" y ha recordado que la Ley del Impuesto de Sociedades establece que esta figura tribute al 1% pero también que se le aplique un tipo de entre el 21% y el 27% a las plusvalías a través del IRPF. Además, ha señalado que el diferimiento de pago sólo busca "evitar la doble imposición".
"No es un trato privilegiado además porque es un régimen común a todas las instituciones de inversión colectivas. Por eso sorprende que sólo pidan cambios en las Sicav y no hagan referencia por ejemplo a los fondos de inversión, que siguen la misma lógica fiscal", ha añadido.
FONDOS DE TODO TIPO DE INVERSORES
La diputada ha recordado además que este tipo de instrumentos "contienen fondos procedentes de todo tipo de inversores, incluyendo familias normales" que los usan para obtener rentabilidad por sus ahorros. Además, ha subrayado que el dinero se utiliza también para "financiar la actividad económica" del país.
Por eso, el PP cree que "conseguir que estos fondos se mantengan en el circuito económico de España es muy importante" ya que el beneficio que propician al sistema financiero y a la economía en general es "más importante que el hipotético beneficio extraordinario" que habría por incrementar su tributación, que además podría causar una "fuga de capitales a otros países de la UE", donde la 'popular' ha indicado que el régimen fiscal es "acorde" al español.
Por último, Cobos ha criticado a los socialistas, que "sólo apoyan estas medidas cuando están en la oposición" mientras que en el Gobierno "no cambian ni una coma" de la normativa. "Creemos que lo único que se pretende es un titular de prensa, pero nosotros buscamos el ahorro, la eficacia y la buena gestión", ha zanjado.
TRATAMIENTO "PRIVILEGIADO"
Sin embargo, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, cree que el tratamiento fiscal de las Sicav es "muy privilegiado" ya que tributan a un tipo "meramente simbólico" del 1% en Sociedades y puede diferir "indefinidamente" el pago hasta que los socios reciben dividendos o transmiten su participación.
Una situación que "contrasta" con la mayor parte de los países de nuestro entorno, donde "estas sociedades tributan en régimen de transparencia", de modo que se gravan los beneficios anuales aunque no se hayan repartido. "Eso es lo que pedimos", ha insistido el diputado, instando al grupo mayoritario a tomar en cuenta su petición de cara a la reforma fiscal que el Gobierno entrará en la Cámara Baja antes del verano, y dado que el comité de expertos no planteó ninguna sugerencia a este respecto.
En cualquier caso, Anchuelo ha señalado que éste no es el único problema que su formación ve en las Sicav, ya que también debería revisarse el régimen de sus socios, ya que en muchos casos no se trata de una sociedad colectiva sino de un individuo o familia que tiene el control del 99% del capital social y otros 99 que sirven para rellenar el número mínimo obligatorio de socios.
Por su parte, la socialista María José Vázquez ha coincidido en que estos cambios "en profundidad" son "de las cosas más urgentes" que habría que hacer en materia fiscal, aunque ha señalado que sería mejor acometer los cambios "de forma coordinada" con otros estados miembros de la UE.
Con respecto al temor a que una fiscalidad más dura para las Sicav provocara una fuga de capitales, la diputada ha asegurado que la gran mayoría no dejaría el país, ya que "trasladarse tiene sus costes económicos y empresariales". En cualquier caso, ha cuantificado en 23.000 millones de euros los fondos que podrían dejar España, una cantidad "irrelevante" en comparación con los más de 170.000 millones que salieron del país en 2012.