Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y C's acuerdan mantener la indemnización por despido improcedente en los contratos temporales

El empresario sólo podrá modificar hasta el 5% del salario de forma unilateral y un durante un máximo de un año
Horas después de presentar su acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el PSOE y Ciudadanos han admitido un cambio en una de las materias que más polémica ha suscitado, las indemnizaciones por despido, tras haber acordado mantener la prevista para los despidos improcedentes en caso de contrato temporal en los actuales entre 20 y 33 días.
Según el documento original, la idea es reducir a tres los tipos de contrato, incluyendo un nuevo tipo de contrato temporal "progresivo" y con indemnización creciente por despido por causas objetivas. En concreto, se proponían 12 días el primer año, 16 días el segundo y 20 días a partir del tercero, con lo que las cuantías se mantendrían o incluso subirían con respecto a los actuales 12 días que prevé la normativa.
Sin embargo, la redacción inicial del acuerdo preveía también limitar las indemnizaciones por despido improcedente de los entre 20 y 33 días actuales a 20 días el primer año, 25 el segundo y 33 a partir del tercero. Finalmente, este extremo no se tocará por lo que estas indemnizaciones quedarán entre 20 y 33 días como están actualmente, según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas.
MÁXIMO DE DOS AÑOS
Además, se limitaría la duración de este tipo de contratos a un máximo de dos años --salvo que la negociación colectiva pacte duraciones menores para algún sector concreto--, convirtiéndose automáticamente en contratos indefinidos a partir del tercer año en vigor.
Para fomentar esta transición, el acuerdo incluye un sistema de bonus-malus, con incentivos en las cotizaciones para las empresas que despidan menos por esta causa y que incrementen su porcentaje de contratos indefinidos, y un aumento de las cotizaciones por desempleo para las empresas que abusen de los despidos a trabajadores con este tipo de contratos.
PSOE y Ciudadanos también se comprometen a crear un fondo para financiar hasta ocho días por año de antigüedad en las indemnizaciones que se correspondan con despidos individuales o colectivos, siguiendo el modelo austríaco. Si se llega a la jubilación sin hacer uso de este dinero, se podrá acumular la cuantía a la pensión.
El acuerdo pasa asimismo por clarificar las causas de despido en los contratos indefinidos, tutelar judicialmente los nuevos contratos 'temporales' y someterlos a la supervisión de la negociación colectiva, y poner en marcha de forma "urgente" un Plan de Inspección de Trabajo contra la explotación y la precariedad laboral.
Por otra parte, el acuerdo prevé la aprobación de una nueva Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social que refuerce las sanciones para disuadir ante las infracciones e incentivar el cumplimiento de la normativa; y aumentar la plantilla de inspectores y subinspectores para luchar contra el fraude en la Seguridad Social.
NUEVO ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES
Los socialistas y Ciudadanos coinciden en la necesidad de negociar con los agentes sociales y en el plazo de un año un nuevo Estatuto de los Trabajadores que modernice el marco normativo.
Igualmente, abogan por "recuperar el equilibrio" de las relaciones laborales en el ámbito de la negociación colectiva y, en concreto, impulsarán la supresión de la "prioridad absoluta" del convenio de empresa sobre los de ámbito superior en materia de salarios y jornada, se mantendrá la ultraactividad y, si no haya acuerdo, se establecerá un máximo de 18 meses durante el que acudir al procedimiento arbitral, eliminándose así el arbitraje obligatorio de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos en los descuelgues.
El empresario sólo podrá 'tocar' el salario de forma unilateral hasta un máximo del 5% y durante un año, tras el que habrá de demostrar que se mantienen las causas y negociar con los trabajadores.
Para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, el documento recoge propuestas como incorporar en la negociación colectiva medidas para la racionalización de horarios y jornadas laborales, la posibilidad de acumular créditos de horas para atender responsabilidades personales y familiares, un Pacto Nacional para la racionalización de horarios, o una nueva regulación del teletrabajo.
MENOS BONIFICACIONES A LA CONTRATACIÓN
En cuanto a las políticas activas de empleo, el acuerdo pasa por duplicar la dotación presupuestaria a la par que se modifica su diseño y contenido, y se generaliza su fiscalización y evaluación "rigurosa y permanente" mediante la creación de una agencia "específica y autónoma".
Al mismo tiempo, PSOE y Ciudadanos se comprometen a "sustituir la inmensa mayoría" de exenciones y reducciones de cotizaciones que actualmente se aplican con cargo a la Seguridad Social, y que han demostrado una "escasa eficacia", para liberar nuevos recursos con los que financiar "programas eficaces" de reintegración de los parados.
Entre otros, el documento menciona nuevas bonificaciones para la conversión de contratos temporales en indefinidos y un Plan de Recolocación Externa de Trabajadores Despedidos, dirigido prioritariamente a mayores de 45 años afectados por EREs.
Además, se prevé un Plan de Choque contra el Paro de Larga Duración que incluirá subvenciones a las empresas que contraten a este tipo de desempleados y les formen, una Renta de Reintegración para parados sin prestaciones que se formen y que durará "todo el tiempo que sea necesario"; y un Plan de Reintegración Laboral con cinco veces más presupuesto que el Prepara.
MÁS FORMACIÓN
Precisamente la formación es uno de los aspectos en los que más incide el documento acordado por PSOE y C's, y en el que se acepta por ejemplo la idea de la formación naranja de permitir a los parados elegir el centro donde recibir esa formación creando para ello cheques, cuyas condiciones habrán de ser definidas en una "evaluación experimental previa".
Además, se pondrá en marcha un Plan para la Adquisición de Competencias Básicas para el Empleo dirigido especialmente a otorgar certificaciones a quienes abandonaron el sistema escolar de forma temprana, y que contará con un presupuesto propio, incentivos para fomentar el aprendizaje entre adultos y más recursos para la Garantía Juvenil.
En concreto, este plan se articulará en torno a una oferta pública de cursos de competencias clave, un dispositivo de formación a distancia y la realización "masiva" de pruebas de acreditación.
Para evitar que la renovación tecnológica empuje a los trabajadores de más edad fuera del mercado laboral, las dos formaciones firmantes del acuerdo proponen un Programa de Recualificación Profesional que combine una prestación y cursos de formación para mayores de 45 años con mucha antigüedad en su puesto de trabajo, y que exija a la empresa que les reserven el empleo.
Ciudadanos también ha aceptado la idea socialista de que los parados, las administraciones locales o entidades sin ánimo de lucro puedan proponer proyectos concretos de formación o empleo de transición, cuyo coste salarial sea asumido por el erario público durante un máximo de seis meses.
RECUPERAR LA PRESTACIÓN POR DESEMPLEO
Por otra parte, en el documento se incluye uno de los compromisos electorales más destacados del PSOE: la recuperación del subsidio por desempleo para los mayores de 52 años en las mismas condiciones que tenía antes de su reforma por el Gobierno del PP.
Es decir, vinculado exclusivamente al nivel de renta del beneficiario y no de toda su familia, incluyendo la cotización del 125% de la base mínima a la Seguridad Social y prolongado mientras se mantenga la situación de desempleo o se alcance la edad legal de jubilación ordinaria.