Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y C's quieren aumentar la recaudación con más tributación de la "riqueza" e impuestos medioambientales

Terminarán con la competencia de las CCAA en Sucesiones y Patrimonio y no subirán el IRPF, lo bajarán "cuando lo permita la situación" Destinarán 7.000 millones a pagar un ingreso mínimo vital y un complemento salarial, sin precisar las cuantías de los mismos
Terminarán con la competencia de las CCAA en Sucesiones y Patrimonio y no subirán el IRPF, lo bajarán "cuando lo permita la situación"
Destinarán 7.000 millones a pagar un ingreso mínimo vital y un complemento salarial, sin precisar las cuantías de los mismos
El PSOE y Ciudadanos prevén aumentar la recaudación fiscal aplicando una mayor tributación a la "riqueza" y estableciendo impuestos medioambientales, así como con una política que combata el fraude y la evasión fiscal. Así está recogido en el documento --"Acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso"-- que han sellado esta mañana el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
En el citado texto se comprometen a realizar reformas del sistema impositivo que eleven la recaudación "sin subir los impuestos a la clase media trabajadora", sino que la "riqueza" tenga una mayor carga tributaria, así como "el uso de los recursos naturales finitos". También plantean lograr esa mejora de ingresos "ensanchando las bases imponibles" y combatiendo el fraude y la evasión fiscal.
Para llevar a cabo la "reforma integral" del sistema tributario, el nuevo gobierno nombrará una Comisión de Expertos que estudie cómo mejorar la progresividad y sobre todo, "la tributación de la riqueza". Estas conclusiones se incorporarán en los presupuestos de 2017.
En cualquier caso, en el acuerdo, ambos partidos ya prevén estudiar la creación de un "impuesto extraordinario" sobre las grandes fortunas y crear una "Oficina Nacional de control fiscal de grandes fortunas" dentro de la Agencia Tributaria.
OFICINA NACIONAL DE CONTROL DE GRANDES FORTUNAS
Además, contemplan "revisar" la configuración de los impuestos especiales para hacer de estos unos "auténticos impuestos medioambientales". En este contexto prevén eliminar el impuesto especial sobre determinados medios de transporte, el llamado 'impuesto de matriculación' y sustituirlo por uno a las emisiones de CO2 y de dióxido de nitrógeno.
Los socialistas y el partido naranja no contemplan subir los tipos del IRPF y, aunque el PSOE no se mostró favorable en campaña a bajar el impuesto sobre la renta de las personas físicas y de hecho criticó ampliamente que lo hubiera hecho el PP, han incluido el compromiso de "reducir la tributación de las rentas del trabajo cuando la situación presupuestaria lo permita".
También se comprometen a reformar el Impuesto de Sociedades para acercar los tipos efectivos a los tipos nominales y de aproximar la recaudación por este tributo en España a la media de la zona euro. En el documento entregado a Ciudadanos al inicio de las conversaciones, el PSOE planteaba asegurar una tributación mínima del 15 por ciento, pero en el texto del pacto no se especifica el porcentaje.
ACABAR CON LA COMPETENCIA DE LAS CCAA EN SUCESIONES Y PATRIMONIO
Ambos partidos quieren armonizar el impuestos de Sucesiones y Donaciones, así como el de Patrimonio estableciendo unas horquillas de bases y tipos mínimos y máximos para todo el territorio del Estado. Al hacer esto, afirman, "se terminará con la competencia en ambos impuestos por parte de las CCAA" que provoca, según aseguran, su "vaciamiento". Lo quieren hacer "sin penalizar a la clase media" que se verá exenta de ambos gravámenes.
El acuerdo prevé también reducir el IVA cultural al 10 por ciento y mantener el IVA del libro en el 4 por ciento, así como impulsar en el seno de la UE su equiparación para el libro electrónico.
El combate del fraude y la evasión fiscal, así como la economía sumergida será otra de las fuentes que sirvan para aumentar la recaudación y para ello PSOE y C's reforzarán la autonomía de la Agencia Tributaria "evitando injerencias" y añadirán más medios materiales y humanos.
Además, endurecerán las penas por delito fiscal y alargarán los periodos de prescripción, al tiempo que adoptarán otra serie de medidas entre las que está devolver a la Agencia Tributaria el control de las SICAV o exigir los 2.800 millones de euros que consideran que el anterior Gobierno perdonó "ilegalmente" a los defraudadores de la amnistía fiscal, al cobrarles el 3 por ciento en lugar del 10 por ciento inicial.
AUTONOMOS: COTIZACION DE 45 EUROS CON INGRESOS POR DEBAJO DEL SMI
Ambos partidos han dedicado una parte de este acuerdo a los autónomos, para los que prevén una cotización reducida de 45 euros en el caso de que los ingresos reales no superen el SMI.
El objetivo es avanzar hacia un sistema más "justo y equilibrado" y para ello quieren que las cotizaciones de éstos se acerquen a la realidad de los ingresos reales, además de encontrar fórmulas de cotización para el trabajo autónomo a tiempo parcial así como el "vocación de no habitualidad" o complementariedad económica y de reformar el sistema de módulos haciendo que éste se encuentre más vinculado a los ingresos y ventas que al tipo de sector.
A ello añaden otras medidas entre las que destacan que el plazo de pago de las cotizaciones sea trimestral en lugar de mensual; que la declaración del IVA sea anual en el primer año de actividad; que haya una tarifa plana para los autónomos que hayan tenido que abandonar otra actividad por causas justificadas o eliminar las retenciones de IRPF para profesionales hasta que no se llegue a un rendimiento neto de al menos 12.000 euros en los dos primeros años de actividad.
Tanto Sánchez como Rivera se han comprometido a no llevar a cabo "ningún recorte de gasto social" y se comprometen a "blindar" los derechos sociales en la Constitución, elevándolos a "derechos fundamentales" y garantizando una financiación pública "suficiente".
Y para reducir las desigualdades sociales proponen un plan de emergencia social en el que incorporan un ingreso mínimo vital como prestación no contributiva para atender la situación de necesidad de las familias que carecen de todo ingreso económico y un complemento salarial garantizado que se realizará como prestación complementaria a los hogares con rentas más bajas y cuya cuantía variaría en función del valor de los ingresos y de la situación familiar.
Para este plan de choque se destinarían 7.000 millones de euros, aunque no especifican las cuantías del ingreso mínimo vital o del complemento salarial garantizado.
PSOE y C's quieren aprobar también una Ley para proteger a los consumidores contra la pobreza energética; además de facilitar vivienda en régimen de alquiler social a las personas que hayan perdido su vivienda por insolvencia sobrevenida, eliminar de manera automática las cláusulas declaradas abusivas por el Tribunal de Justicia de la UE o declarar inembargable la renta activa o las prestaciones sociales.