Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige al Gobierno que paralice el ERE de Tragsa y negocie con los trabajadores un plan de negocio

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para exigir al Gobierno que paralice la ejecución del procedimiento de despido colectivo --un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 1.336 trabajadores-- del grupo Tragsa y que abra una mesa de negociación con los sindicatos para pactar un nuevo plan de negocio.
Según la iniciativa, que recoge Europa Press, las condiciones económicas que el grupo público alegaba en 2013 para justificar el despido colectivo no se dan en la actualidad, ya que las pérdidas reales son apenas la mitad de las que se preveían entonces e incluso 2015 podría haberse cerrado en positivo.
Por eso, y dado que tanto Tragsa como Tragsatec planean con ejecutar la totalidad de los despidos antes de que acabe este mes, los socialistas instan al Ejecutivo a "manifestar que la ejecución del procedimiento de despido colectivo en el grupo es profundamente perjudicial" tanto para el empleo como para la capacidad del Estado de ejecutar ciertos compromisos de obras y servicios.
DISPOSICIÓN NEGOCIADORA
Además, reclaman que se impida la ejecución del ERE del grupo, de propiedad 100% pública, y exigen que la dirección convoque una mesa de diálogo con los representantes de los trabajadores para poder acordar un nuevo plan empresarial en el que se "incremente la capacidad de producción y empleo" de las compañías.
Los socialistas critican asimismo que, frente a la "voluntad negociadora demostrada" por los trabajadores, la estructura directiva no haya mostrado siquiera una disposición a sumarse al "esfuerzo" que necesitaba el grupo y que durante estos años haya seguido cobrando "cifras astronómicas" en concepto de primas por objetivos.