Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige al Gobierno que evite el cierre del taller de Renfe en Venta de Baños (Palencia)

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para exigir al Gobierno que evite el cierre del taller de reparación de componentes que Renfe tiene en la localidad palentina de Venta de Baños y los despidos que esta medida traería consigo.
En la iniciativa, que se debatirá en la Comisión parlamentaria de Fomento y que recoge Europa Press, los socialistas recuerdan que el Centro Especializado de Reparación de Componentes (CERC) de Venta de Baños se dedica desde 2010 a la reparación de amortiguadores de todas las series de vehículos de Renfe, y que en él trabajan una docena de personas.
Sin embargo, once de esos puestos de trabajo podrían trasladarse a otros lugares y otros dos acabar desapareciendo si se cumplen la intención de la Dirección de Fabricación y Mantenimiento de Renfe Operadora de cerrar este taller y trasladar su carga de trabajo a otros centros, como el de Monforte de Lemos.
CIERRE UNILATERAL
"Esta decisión se ha tomado sin el acuerdo de los representantes sindicales ni de los trabajadores", critican los socialistas, que recuerdan las inversiones millonarias que se han hecho para formar a los trabajadores y para acondicionar el taller par la reparación de máquinas.
Unas inversiones que hacen posible, por tanto, "diversificar" las funciones del centro --cuya carga de trabajo "es suficiente para seguir en funcionamiento", según el PSOE-- e incluso contratar más personal, revirtiendo así la tendencia de despidos de los últimos años.
Por eso, la formación rechaza la decisión "unilateral" de cierre, que también critican todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Venta de Baños, y exige al Gobierno que adopte las medidas necesarias para evitar el cierre y para asegurar el mantenimiento de los puestos y las cargas de trabajo.