Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE propone que los afectados por silicosis puedan recibir la incapacidad total si no pueden ser recolocados

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para modificar la normativa de la Seguridad Social en aras a que los afectados por silicosis en grado uno puedan recibir la declaración de incapacidad permanente total y, con ella, la protección correspondiente, para no acabar despedidos y sin posibilidad de reinserción laboral.
En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión de Empleo, los socialistas explican que según una orden ministerial de 1969 la silicosis de primer grado sin otra enfermedad no es determinante de una situación de incapacidad permanente total.
Sin embargo, sí obliga a la empresa a trasladar al empleado a otro puesto donde no corra el riesgo de inhalar polvo de mineral para evitar que la enfermedad avance. Cuando la compañía no cuenta con un puesto de esas características, como sucede habitualmente en el sector de la pizarra, el trabajador puede ser despedido con causas objetivas y con la correspondiente indemnización, pero sin ninguna protección por contingencias profesionales.
CONTROL MÉDICO PERMANENTE
Además, dado que en el sector de la pizarra la vigilancia periódica de la salud es obligatoria, ese trabajador tendrá "grandes dificultades" para encontrar otro empleo similar al suyo, ya que cualquier empresa detectaría rápidamente el diagnóstico médico y no podría contratarlo más que en puestos donde no estuviera en contacto con polvo silíceo.
En estas circunstancias, el propio Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha señalado que la orden ministerial de 1969 debe interpretarse en el sentido de que cuando se den estas circunstancias se podrá considerar que el trabajador está inhabilitado y reconocerle una incapacidad permanente total.
Sin embargo, ni las resoluciones del INSS ni las de las mutuas colaboradoras se están produciendo en ese sentido, lo que obliga a los afectados a litigar en lugar de quedar protegidos automáticamente por el sistema de Seguridad Social.
Por eso, el PSOE pide modificar la orden ministerial por la que se establecen normas para la aplicación y desarrollo de las prestaciones por invalidez en el Régimen General de la Seguridad Social para reconocer que la silicosis de primer grado con riesgo si se continúa en el mismo puesto de trabajo sea determinante de una incapacidad permanente total si el trabajador es declarado no apto y la empresa no tiene puesto alternativo.
PAGARLO CON COTIZACIONES
Para financiar el aumento de gasto en prestaciones que la aplicación de esta medida supondrá, los socialistas proponen también modificar el real decreto de 1979 por el que se desarrolla la tarifa de primas para la cotización a la Seguridad Social por las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales correspondientes a la actividad de extracción y transformación de minerales.
Y es que un incremento de esas tarifas de primas en el tipo aplicable a la IMS permitiría afrontar el nuevo gasto, además de que sería "más favorable para la empresa" que pagar la indemnización por extinción del puesto de trabajo.