Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige la comparecencia de Montoro en el Congreso para que explique la evolución de la deuda

El PSOE ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados una solicitud de comparecencia para que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explique la evolución de la deuda pública, que según los últimos datos del Banco de España superó el pasado mes de junio el billón de euros por primera vez en la Historia.
La intención de los socialistas es que Montoro analice ante la Comisión parlamentaria de Hacienda la evolución de la deuda, después de su incremento en junio de 10.336 millones de euros, un 1,03% más que el mes anterior, lo que supone un aumento interanual de 63.447 millones de euros (+6,7%).
Y es que con estas cifras la deuda pública equivale ya al 98,2% del PIB, lo que se acerca al objetivo para todo el ejercicio, situado en el 99,5%, y hace peligrar su cumplimiento, algo de lo que ya alertó la propia Comisión Europea (CE) en su informe de principios de junio, en el que avisaba del riesgo de "sobreestimación en relación con las sendas de ajuste del déficit y la deuda" planteadas por el Gobierno español.
EL PRESIDENTE DEL BILLÓN DE EUROS
Tras conocerse los datos del Banco de España, el portavoz socialista de Hacienda en el Congreso, Pedro Saura, calificó a Mariano Rajoy como "el presidente del billón de euros" a través de su perfil en la red social Twitter, donde además criticó que "la deuda pública crece 208.000 euros al minuto" y reprochó al Gobierno que "no han estabilizado las finanzas públicas".
En otros comentarios, que recoge Europa Press, el diputado murciano también recordaba las palabras del presidente sobre que "no hay que gastar más de lo que se ingresa" y advertía de que habrá "más recortes y más imposición indirecta" para poder cuadrar las cuentas, dada la bajada del Impuesto de Sociedades y del IRPF "a las rentas más altas" incluida en la reforma fiscal.