Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE se opondrá "con todos los medios" a un rescate con condiciones que ahonden en "políticas erróneas"

El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, ha afirmado este martes que los socialistas se opondrán "con todos los medios" a que un segundo rescate a la economía española conlleve condiciones macroeconómicas que ahonden en "políticas tremendamente erróneas" de nuevos ajustes inmediatos.
En rueda de prensa en el Congreso, el diputado ha recordado que una segunda ayuda a España no sería equivalente a los rescates de Grecia, Portugal o Irlanda, a los que se prestó dinero, sino que se limitaría a la compra de deuda pública por parte del Banco Central Europeo (BCE).
Por ello, si esa medida "exige políticas que interfieran en el ciclo recesivo, que aumenten la destrucción de empleo, que reduzcan el crecimiento y la recaudación", para los socialistas es una opción que "no merece la pena".
"No tiene sentido seguir con una política tremendamente errónea. Ése no es el camino. No estamos dispuestos a que el intercambio sea ése", ha insistido el diputado, señalando que, tras dos años y medio de aplicar estas iniciativas en Europa, sólo se ha conseguido aumentar el desempleo y el "sufrimiento social".
HACE FALTA MÁS TIEMPO
Por contra, Gómez considera que es necesario dar más tiempo al Gobierno para aplicar políticas de reforma "sin necesidad de nuevos ajustes", unos recortes que el ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha mostrado dispuesto a acometer, según dijo en una entrevista con el International Herald Tribune publicada este lunes.
"Guindos dice que si la CE o el BCE exigen hoy nuevos ajustes hay margen. Y decimos que no, que ése no puede seguir siendo el camino, porque ya hemos traspasado demasiadas líneas rojas", ha insistido, aludiendo a los recortes en desempleo, sanidad, educación o servicios sociales, y expresando su temor a que el siguiente paso sea tocar las pensiones.
Por ello, ha reclamado al Ejecutivo que en sus negociaciones con Europa para un posible segundo rescate tenga en cuenta estas preocupaciones y no acepten "medidas adicionales de ajuste" a cambio "no de prestar un sólo euro, sino de comprar deuda pública".