Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE se congratula de la caída pero recuerda que "la mayoría de contratos son precarios e inseguros"

El portavoz económico del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, se ha congratulado por la caída del paro en marzo pero ha recordado que "la inmensa mayoría" de nuevos contratos son "precarios e inseguros, sin derechos en buena medida y que ni siquiera servirán para evitar el empobrecimiento de las clases medias". "Son los empleos basura de la reforma laboral de Mariano Rajoy que este Gobierno está convirtiendo en norma para hoy y, lo que es peor, en norma para el futuro", ha añadido.
Así se ha pronunciado en rueda de prensa en relación con el dato de paro registrado en marzo que este miércoles ha hecho público el Ministerio de Empleo, y que recoge una reducción del desempleo en 16.620 personas (-0,35%) respecto a febrero, con lo que el número total de parados queda en 4,79 millones, un 4,75% menos que hace un año.
"Hay 16.000 españoles que hace un mes no tenían trabajo y hoy sí, y nos alegramos por ellos. Son pocos pero es importante para ellos. Pero no conviene perder de vista la perspectiva global del mercado de trabajo", ha matizado Gómez, recordando que "el reto pendiente" es recuperar un millón de afiliados y reducir en 400.000 parados más las listas del desempleo para que "el país vuelva a estar como cuando el PP comenzó a gobernar" en diciembre de 2011.
En este sentido, el exministro de Trabajo ha emplazado al Ejecutivo a "liderar ese proceso haciendo posible un gran consenso político y social para recuperar el crecimiento y el empleo a la mayor velocidad posible". "Más que propaganda hace falta liderazgo, consenso político y social y abandonar en España y en Europa una política de recortes sociales y austeridad a ultranza que es la principal responsable de la destrucción de empleo", ha abundado.
PUESTO "ESCASAMENTE PRIVILEGIADO"
A renglón seguido, el responsable socialista ha subrayado que "es el modelo de salida de la crisis el que no funciona" ya que se están presionando a la baja los salarios y las prestaciones por paro, que han caído un 8% en dos años, pasado de 852 a 923 euros mensuales, a la par que se ha reducido en diez puntos la tasa de cobertura. "Hoy hay tres millones de parados sin cobertura económica, la mayor cifra de nuestra Historia democrática", ha lamentado.
En paralelo, se está produciendo una "sustitución" de contratos a tiempo completo por contratos a tiempo parcial, ya que mientras el 40% de las altas fueron por el primer tipo de contratación sólo el 9% se hicieron a tiempo indefinido, mientras que la nueva 'tarifa plana' de cotizaciones "apenas se nota" aún, con sólo un mes en vigor.
Así, Valeriano Gómez cree que no se conseguirá recuperar ni la demanda interna ni la "confianza en el futuro de la economía" si los empleos son "cada vez más precarios, si aumenta el empleo tiempo parcial a costa del empleo a tiempo completo, si los salarios bajan incluso más de lo que son capaces de recoger las estadísticas o si la protección frente al paro es cada vez más baja y cubre a menos personas".
"Y lo más preocupante: si seguimos liderando en la UE las cifras de paro juvenil, que este mes ha vuelto a subir con lo que más de la mitad de nuestros jóvenes activos están ya en paro. Éste es también un ámbito en el que España ocupa un lugar escasamente privilegiado en la UE", ha añadido.
SEGURIDAD SOCIAL
Gómez también se ha referido a los datos de afiliación a la Seguridad Social, que en marzo ganó una media de 83.984 cotizantes (+0,52%), situándose el número total de afiliados en 16,3 millones de personas, con un incremento del 0,71% en términos interanuales y consiguiendo la mejor tasa anual desde abril de 2008.
Sin embargo, estos datos no impresionan al PSOE, que compara con el nivel de afiliación que existía en diciembre de 2011, cuando el PP llegó al Gobierno. "Hoy hay 933.600 afiliados menos a la Seguridad Social y 373.500 parados más. A este ritmo, harían falta más de diez años para recuperar el nivel de afiliación que había cuando cambió el Gobierno. Así que políticamente, nada de triunfalismos, los datos ofrecen muy pocas dudas respecto del balance hasta el momento", ha señalado.
Además, ha recordado que la caída de los salarios y el aumento de la contratación a tiempo parcial está afectando de forma importante a las arcas de la Seguridad Social, que acabaron 2013 con "el mayor déficit de la etapa democrática", superior a los 12.000 millones de euros.
Una tendencia que parece consolidarse en este inicio de 2014, ya que "a pesar del mejor comportamiento de la afiliación en enero y febrero" los ingresos del sistema "no están creciendo y son incluso inferiores a los de enero y febrero de 2013, que a su vez ya eran menores que los del mismo periodo de 2012".
"Ésta es la realidad de nuestras cifras: no crece el empleo, empieza a crecer algo la afiliación pero aún así los ingresos no sólo no crecen sino que disminuyen", ha concluido.